Social Icons

domingo, 10 de agosto de 2008

MIL DE MIL (2ª PARTE)


En estos tiempos en que gran parte de la población cañaílla está dando la espalda al CDSF, en tiempo en que empresarios faltos de escrúpulos han utilizado el fútbol para Dios sabe qué fines (aunque me los imagino) vuelvo a insistir con un artículo que ya publiqué hace cierto tiempo. Es la que se vino a llamar como “Operación mil de mil”.

El porqué lo hago es para que algunos se den cuenta de que hubo una época en la que el CDSF era la entidad que aglutinaba al pueblo, todos sentían los colores, todos colaboraban, desde la mayor empresa de la Isla hasta el quiosco que se ponía en Las Camelias.

¿En qué consiste? Os lo explico. En el año 1971, concretamente en el mes de mayo, el equipo estaba jugando en la categoría de Regional Preferente. Eran momentos de agobios económicos (me suena) momentos en que se buscaba el dinero en La Isla, entre sus isleños. La directiva de aquella época agudizaba el ingenio para hacer ingresos atípicos.

La operación consistía en conseguir que mil personas o entidades colaboraran con mil pesetas. Los aficionados deseosos de ayudar a la economía del club se volcaron. Los propios jugadores y equipo técnico, además de los directivos, se unieron al empeño para dar ejemplo. Los jugadores por ejemplo colaboraron con la primera de una victoria ante el Coria.

El presidente del club era don Enrique Varela y el Vicepresidente don Manuel Gómez, con el don que se ponía en aquella época.

La ciudad se llenó de carteles para que te inscribieras como socio, o bien aportaras mil pesetas o lo que pudieras, o las dos cosas.

Como anécdota os dejo un listado de entidades y personas que colaboraron. Encontraremos con negocios históricos colaboradores, como hermanos Picó, La Voz, joyería Oriente, muebles Gayro, muebles Márquez, El Dean, Garaje San José, Suministros Americanos, Bazar Inglés, Tejidos Jisol, Armería Espada, Bar Royalty, Ruceco, Venta de Vargas, Óptica Fernández, Bar La Sacristía, …. Algunos, como el carrillo de las Camelias aportó acorde a sus posibilidades y modestamente colaboró con veinte duros. ¡Ole!. Y solo es un suma y sigue. Prácticamente participó del proyecto toda la Isla.

No se puede realizar algo similar. ¿Tanto ha cambiado nuestra querida Isla? Pues que sepan que hay un reducto de aficionados azulinos que impediremos que algunos destrocen el club. No bajaremos los brazos. Resistiremos, machete en mano y espada en boca. Conseguiremos vencer a estos malos momentos. La marea azulina está creciendo y conseguiremos que sea un tsunami azulino. La gente joven viene pegando fuerte. Se nota en el estadio, en los foros, en las peñas. Los menos jóvenes colaboramos como podemos con nuestro carné de socio, nuestra colaboración y …. nuestro blog.

Ayuda al club de tu vida. Hazte socio, acude al estadio, vive el equipo.

No hay comentarios :