Social Icons

jueves, 28 de agosto de 2008

ROBERTO CASABELLA, UN PULMÓN


Roberto García Casabella, futbolísticamente llamado con el nombre materno de Casabella, ha llegado al equipo de La Isla tras abandonar su equipo del alma, el Atlético de Madrid. Este centrocampista nació el 9 de enero de 1987. Tiene por tanto 21 años. Nació en Madrid capital. Mide 1,78 y pesa 75 kilos.

Su primer equipo como jugador de fútbol fue el Real Madrid, equipo en el que militó desde benjamines hasta infantiles. Siendo cadete firmó por el Atlético Madrid. Así pues permaneció en la entidad colchonera como cadete, como juvenil y pasó posteriormente a formar parte del tercer filial madrileño, el Atlético Madrid C. Ascendió al C junto con el portero Bernabé, Pablo López (a prueba esta pretemporada), Maqueda, Aitor, etc.

Con este tercer filial jugó una sola temporada, la 2006-2007. Sin embargo, sus buenas actuaciones hicieron que entrenara con el primer equipo, así como su inseparable Quillo, el portero Roberto (hoy día en el Recre) o Pizarraya.

Una temporada más tarde asciende al segundo filial, al Atlético Madrid B. La pasada temporada jugó 18 partidos en total, de los cuales disputó 12 como titular. Recibió un total de seis tarjetas amarillas, que no son muchas, para ser un jugador de corte defensivo. No fue sancionado con ninguna tarjeta roja. Tampoco marcó ningún gol. Hay que decir de Casabella que en el filial rojiblanco comenzó la temporada como suplente, pero la acabó como titular. Aprovechó la oportunidad que le dio su entrenador Abraham García para ganarse la titularidad. Al final formó un precioso tándem con el balono Alex Quillo. En el filial ha jugado con el delantero Rubiato, recientemente firmado por el Cádiz; o con Popo, delantero malaguista, hijo del antiguo jugador del mismo nombre; o con el internacional juvenil Camacho, que acabó la temporada como titular en el primer equipo.

Ah, que no se me olvide contar que el Atlético de Madrid lo inscribió en la lista de jugadores UEFA de la temporada pasada.

Tras terminar contrato con el Atlético de Madrid, decidió aceptar ofertas fuera. Le llegó la de nuestro recién ascendido CD San Fernando. Posiblemente le comentaran que Antonio Iriondo estaba de entrenador y decidió jugar en el mejor equipo del Sur.

Tras su llegada al equipo azulino, se ha encontrado con una vorágine de acontecimientos que le hizo querer marcharse, aunque afortunadamente dio marcha atrás y retornó a la entidad con sede en la calle García de la Herrán.

Debutó en partido amistoso con el Sevilla CF. Nos gustó a todos sus hechuras de buen centrocampista. El pasado domingo ante el Racing volvió a demostrar que puede ser un refuerzo genial para el centro del campo.

Como podéis ver, su currículo futbolístico es aún escaso, dada su juventud. Si tuviéramos que analizarlo como jugador diríamos que juega por delante de la defensa, junto al pivote defensivo Fernando Porto. Destaca su potencia física, su entrega y por qué no decirlo su buena conducción de balón. Es agresivo y le echa casta en el campo. Pudimos comprobarlo ante el Racing que recibió una tarjeta amarilla. Los que le han visto jugar más partidos opinan que tiene una gran capacidad de recuperación de balones.

En resumidas cuentas, es un jugador de equipo, que no destaca por su faceta goleadora, ni siquiera por su disparo, sino por su entrega, generosidad y lucha en el centro del terreno de juego. Es lo que llaman algunos como un pulmón.

Mi opinión personal es que puede ofrecer un gran rendimiento al equipo, sobre todo defensivamente. Seguramente partirá como titular.

Suerte Casabella.

No hay comentarios :