Social Icons

sábado, 26 de septiembre de 2009

HOY CONOCEMOS A ..... DIEGO CASTILLO


Como ya la mayoría sabéis, el pasado miércoles día 23 de septiembre el defensa xerezano Diego Castillo Marchena firmó por el San Fernando Club Deportivo. A las 20.30 horas se celebró el acto protocolario de la presentación de Castillo, jugador conocido por todos, pues dejó muy buen sabor de boca por su breve paso (pero intenso y afortunado de su parte) por La Isla.

Hoy queremos analizar su trayectoria deportiva, trayectoria ligada en todo momento con los colores azulinos del Xerez Deportivo. Diego nació el 15 de marzo de 1979, por lo que tiene en la actualidad 30 años. Pesa unos 74 kilos y mide 1,78 centímetros.


Castillo es un producto de la cantera del Xerez Deportivo, por cuyos escalafones inferiores ha ido quemando etapas hasta llegar al primer equipo.

En el verano de 1996 asciende del juvenil al Xerez B, que militaba en la Regional Preferente (aún no existía Primera Andaluza). Pronto se ganó la confianza de Luis Miguel Rubiales, técnico que apostó más que nunca por la juventud del filial. Rubiales había sido entrenador del juvenil xerecista años atrás. De esa plantilla podemos sacar a la luz nombres como el defensa Rubiales (recién llegado del Pueblo Nuevo), Mara, Piñero, el portero Ignacio, el punta Cornejo, etc. Muy bien tuvo que hacerlo pues una temporada más tarde ya estaba realizando la pretemporada con el primer equipo que entrenaba Carlos Orúe. Compañeros superconocidos por la afición del San Fernando en aquel Xerez de la categoría de plata: los metas José Luis González y Alejandro Revuelta, Pepichi Torres, Drago Cakic, Fernando Román, además de otros clásicos como López Ramos, Chicha, Fernando Niño, etc. Al término de la temporada el equipo descendió a las profundidades de la Segunda B. Felipe Mesones, que sucedió en el cargo a Orúe, no pudo evitar el penúltimo puesto.

En la temporada 98-99 llegan nuevos aires por la tierra del Caballo. Aterriza Luis Oliver, se aleja Pedro Pacheco y el Ayuntamiento del club, categoría de bronce y Buenaventura de entrenador, con Ali como ayudante. Llegan refuerzos de lujo como el Paquete Higuera, Diego López, el central Antonio, el delantero centro Sousa, Raúl Molina y asciende al primer equipo Dani Güiza. Fue una temporada con un vaivén tremendo en el banquillo: Buenaventura, Vicente Campillo, Manolo Ruiz. Con esta perspectiva el Xerez se cobró un undécimo puesto en la tabla, a pesar de que a priori era uno de los claros favoritos.

Como Diego no conseguía hacerse con el puesto de titular a pesar de que lo hacía bien cuando jugaba, aceptó marcharse al Dos Hermanas CF. El equipo nazareno había conseguido el ascenso a 2ª B y consiguió un equipo precioso a las órdenes de Lucas Alcaraz. Al final de temporada un brillantísimo sexto puesto en la clasificación, solo por debajo de Granada, Ceuta, su Xerez, Jaén y Poli Almería. Castillo no fue solo a Dos Hermanas, sino que fue en compañía de los xerecistas Ignacio (lateral izquierdo), los delanteros Manolo Sousa y Fali, el centrocampista Sergio y Dani Güiza (¡quién te ha visto y quién te ve¡). A ellos se unía (entre otros) también Selu (la temporada pasada con nosotros) y que llegaba del Racing de Ferrol.

Los aficionados del Manuel Utrilla disfrutaron mucho esa temporada de sus correrías por la banda derecha.

En la campaña 2000-2001 el Poli Almería de José Ángel Moreno se hace con sus servicios. Las cosas no ruedan bien por aquellos lares y el Poli se retira una vez iniciado el campeonato. Se anularon todos sus resultados.

Tras la mala experiencia por la Andalucía Oriental firmó con el Écija Balompié, dirigido por José Luis Montes. Los astigitanos alcanzaron el noveno puesto con 51 puntos. Castillo disputó 35 partidos sin anotar ningún gol. En este otro conjunto azulino jugó atrás con Arrúe, Castillo, Montero (central ex CDSF), Luna Eslava y Zabala. Arriba el gaditano exazulino Moncho y el goleador Mario Ruiz.

Solo permaneció esta temporada en el conjunto ecijano, dado que Montes se lo llevó al Algeciras CF. En el equipo de El Mirador permaneció las temporadas 02-03, 03-04 y 04-05.


En su primera temporada consiguió el preciado ascenso a la 2ª tras quedar campeón del grupo IV y ganar la liguilla de ascenso. Lo hicieron posible jugadores de la talla de Castillo, Iñaki, Chico, Espejo, Gartzen, Axier, Pavón, Aitor Santos, Ortiz, Torres, Tonelotto, Chico Segundo, May, etc.
El paso por la categoría de plata fue fugaz y triste, muy triste. Hundido en la tabla, sólo consiguieron ganar seis partidos en total. Desgraciadamente habían esperado veinte años para ascender a 2ª y se tiraron por la borda todas las ilusiones.

Como era de esperar, en la liga 2004-2005 hubo muchas caras nuevas, aunque Castillo decidió no cambiar de aires y formar parte de la columna vertebral de los rojiblancos. Compartió banquillo con jugadores conocidos como Vinnie Samways, Jorge Zafra, Marcos Sequeiros, Quique Romero, Juan Carlos Rebollo, etc. El técnico el burgalés Félix Arnáiz Lucas. Se quedaron a las puertas de la liguilla de ascenso tras terminar sextos.

El rubio jugador consideró oportuno cambiar de aires y ambiente y firmó por el CD Linares. De nuevo se consolida como jugador clave en Linarejos con sus cabalgadas por la banda, con su profesionalidad, con su buen hacer, con su buen fútbol. En Linares permanece tres temporadas hasta no poder aguantar más las penurias económicas por las que pasa los linarenses, con Delfín Cañas y señora en el club. Del-fín completó su trío de ases de muerte con el Fundación Logroñés, CD Linares y CD San Fernando.

Con los azulillos juega tres campañas. En la primera jugó la liguilla de ascenso tras quedar cuartos; en la segunda, segundos tras el Sevilla Atlético; y en la tercera, de nuevo segundos tras el conjunto ecijano. Tres liguillas en tres temporadas, pero en ninguna de ellas consiguió el ansiado objetivo del ascenso a 2ª. UD Las Palmas, Racing de Ferrol y Zamora CF fueron las bestias negras.

Quemado por los continuos problemas económicos que atraviesan los azulillos, decide trasladarse a otro equipo. Recibe el verano pasado ofertas de diferentes equipos, como por ejemplo el Marbella, pero al final el San Fernando se lleva el gato al agua y se hace con uno de los mejores laterales derecho de la categoría.

A finales de agosto de 2008 Diego firma por el CD San Fernando. Llega junto con los delanteros Quini y Lionnel Franck como refuerzos de lujo. Fue un llegar y besar el santo. Debutó en liga el 31 de agosto ante el Lucena. Bellos recuerdos conservamos de aquel engañoso resultado. Fue el día de Lionnel con sus tres goles, pero no menos grato fue para la afición ver el rendimiento del lateral recién llegado del Linares. Gustó muchísimo y causó sensación. Se convirtió en un fijo ocupando varias posiciones. Lo vimos jugar de lateral derecho, de lateral zurdo, de central, de medio centro, de interior diestro, etc. ¿De portero? Creo que no.

Antes de marcharse en el mercado de invierno, disputó 18 partidos, jugando todos los minutos. 1620 minutos le contemplan. Anotó tres goles cuando no era su faceta: en Bahía Sur ante el CD Roquetas marcó el segundo del empate a dos; en Granada ante el 74 marcó de cabeza el único gol azulino del empate a uno; y en el Bahía Sur ante la AD Ceuta en el minuto 93 marca el empate a uno en jugada de listo en un libre indirecto rápidamente sacado.

El caos reina en el CDSF. No hay dinero, no hay subvenciones, todo está paralizado y bloqueado. Se decide abrir la puerta al jugador que lo desee. Castillo, consciente de la situación, decide abandonar el club. Visto lo visto meses después lo mejor que pudo hacer. Tras desvincularse del San Fernando, acepta la oferta formal del Jerez Industrial de Carlos Fontana. Con este fichaje ya demostraban los industrialistas su apuesta fuerte por el ascenso.



Desgraciadamente a finales de marzo se fracturó el húmero del brazo derecho en el campo de La Juventud contra el Atlético Antoniano. Esta lesión le tuvo retirado de los terrenos de juego hasta final de temporada.


El Jerez Industrial no asciende a 2ª B en principio. Se avecina marejada en la nave industrialista y parte para el Puerto Real CF, que como siempre conforma un equipo con pinta de ascenso. Cambian las tornas. El Jerez Industrial obtiene el ascenso federativo y, sin embargo, el Puerto Real CF sufre en lo deportivo y en lo económico. Como consecuencia de ello es la marcha de varios jugadores, entre los que se encuentra el rubio lateral.

A partir de ahí, contacta con Canito, que estaba deseando tenerle de nuevo en sus filas, ya no como compañero, sino como parte integrante de su proyecto deportivo.

Bienvenido al San Fernando. Serás bien recibido por la afición. Esperamos que pronto vibremos con tus galopadas. Así sea.