Social Icons

martes, 3 de noviembre de 2009

ANTONIO IRIONDO, UN ENTRENADOR QUE DIGNIFICA SU PROFESIÓN


Julio de 2007. Llega a La Isla un entrenador dispuesto a dejar su impronta. Es un desconocido para la afición. Su nombre Antonio Iriondo.
Noviembre 2009. Iriondo tiene que marcharse por las circunstancias. Es querido por la afición. Se va como Don Antonio Iriondo.
Telegráficamente podemos resumir así su paso por San Fernando. Veamos ahora su biografía personal.
Antonio Iriondo Ortega nació circunstancialmente en Moscú el 3 noviembre de 1953, De descendencia vasca, pero isleño de adopción.
Iriondo fue cocinero antes que fraile. Jugó al fútbol en equipos modestos de Madrid. Lo hizo en el Amorós, Tomelloso, Moscardó, Carabanchel, Alcorcón, Valdemoro, entre otros. Tuvo que abandonar prematuramente el fútbol en activo. Exactamente con 28 años. Su último equipo fue el Atlético Tomelloso. Siempre que puede o le dejan en los entrenamientos demuestra que calidad no le falta y que aún posee un fuerte disparo.
Dicen que Iriondo era un jugador de calidad, que actuaba como centrocampista organizador. Se retiró como jugador a los 28 años, siendo su último equipo el Tomelloso.

En su palmarés constan dos ascensos con el Atlético Tomelloso, donde jugó durante tres temporadas (79/80, 80/81 y 81/82).
Iriondo entrenador obtiene su carné de Instructor de Juveniles en Madrid en 1982; el de entrenador regional al año siguiente; y el nacional en 1991.
Antonio Iriondo comenzó su carrera como técnico en el Villaviciosa. A partir de ahí ha ejercido en el Carabanchel, San Sebastián de los Reyes (2ª B), Amorós, Manchego (2ª B), Madridejos, Móstoles, Rayo Majadahonda, Rayo Vallecano filial, Rayo Vallecano (1ª división) Atlético Pinto y Toledo. Incluso llegó a entrenar en algunos institutos japoneses de la provincia de Yamaguchi.
Su momento más brillante y glorioso como mister quizás lo ha vivido con el CD Toledo, al que llevó a disputar dos fases de ascenso. También merece la pena destacar su paso con el Rayo Majadahonda, en el que permaneció un cuatrienio (que se dice pronto) y lo hizo campeón del grupo de Madrid durante tres temporadas y al cuarto resucitó ….. consiguiendo el ascenso a 2ª B.
Tampoco le fue mal por el Manchego en la temporada 1999-2000 (grupo IV de 2ª B) al que dejó clasificado en la mitad de la tabla de clasificación. Ya hecho un nombre tras su brillante curriculum, el Rayo Vallecano decidió confiarle su equipo filial. Con el amateur estuvo tres temporadas. Al término de la temporada 2002-2003 la destitución de Gustavo Benítez le sirvió para conocer la miel de la 1ª división. No pudo salvar al equipo. Era tarea de titanes, pero dejó patente sus excelencias como técnico.
No queremos extendernos tanto en su odisea en los banquillos. Nos remontamos de nuevo al verano de 2007.
El por aquel entonces Director General del CD San Fernando, de cuyo nombre no quiero acordarme, acertó plenamente con su contratación, pues en la temporada 2007-2008 el equipo quedó campeón del grupo X de 3ª división, practicando un fútbol que hacía tiempo no se veía en el equipo azulino. Supo ponerse la coraza antiproblemas y consiguió mantener unida a una plantilla que sufría por los problemas económicos que fueron surgiendo, especialmente a partir de enero de 2008.
Fruto de todo ello fue el brillante ascenso conseguido. Vivimos momentos, yo diría mejor estampas, imborrables. Viajes a Calahorra y a Amurrio que tuvo como colofón final con la victoria por 3-0, goles de Dani Marcos y dos de Puli (el tercero que aún guardo como fondo de escritorio en el móvil). 15 de junio de 2008 fecha mágica e inolvidable. Aún recuerdo que escribí una frase budista que reza así: "Ni siquiera un dios puede cambiar en derrota la victoria de quien se ha vencido a sí mismo". El dicho reflejaba la actitud de todo el cuerpo técnico y plantilla en esta temporada.
Antonio nos había llevado a la gloria en su primera temporada en el club a 2ª B. Desgraciadamente todo lo que se consiguió en una temporada, se destrozó en la siguiente. La pobreza entró por la puerta y el amor escapó por la ventana. Esta parte de la historia sabe agrio. Todo salió mal: faltas de pago, problemas administrativos, problemas económicos, marcha de jugadores,….. e incluso Don Antonio Iriondo decidió desvincularse de un club al que había cogido un cariño especial. Nos consta.
El CD San Fernando nos dice adiós y nos dice hola el San Fernando CD. ¡Cuál es nuestra sorpresa cuando el técnico que abandera el ilusionante proyecto tiene bigote y canas! El mundo está lleno de pequeñas alegrías y para mí ésta lo era. Ni corto ni perezoso decidimos sacarnos el carné de socio. En el Diccionario de Sinónimos viene Iriondo como sinónimo buen fútbol, buen trato al balón y profesionalidad, entre otras muchas cualidades.
Y más importante todavía, como ser humano es sinónimo de caballero, señor, elegancia, educación, entre otros calificativos positivos.
Desgraciadamente los resultados mandan, las circunstancias también, pero no olvides en ningún momento que te apreciamos y te queremos.
Suerte en tus futuros proyectos, mister.

No hay comentarios :