Social Icons

domingo, 21 de septiembre de 2008

RESULTADO CRUEL PARA LOS AZULINOS

Esta mañana a las 11.30 se disputó la jornada 4 del grupo IV de 2ª B entre el Real Betis B y el CD San Fernando. El marcador final podría reflejar una total superioridad del equipo verdiblanco, pero nada más lejos de la realidad. El resultado fue cruel para lo que se pudo ver en las instalaciones anexas al Villamarín.

El filial verdiblanco es un equipo que plantea los partidos como si jugaran fuera. Se dejan querer y dominar y a la mínima se disparan como flechas. Tienen gente arriba rápida y peligrosa, especialmente la línea de tres mediaspuntas (Israel, Diego Segura y Rubén) bien acompañados de Cañas y Rodri, grandes centrocampistas.

Pronto se encontró el Betis el partido de cara. El equipo de Nogués se encontró con dos goles en diez minutos y planteó el partido como le gusta: a la contra. El CDSF jugó a lo que sabe, pero peor. Me explico. Jugó con criterio, tocándola desde la defensa, con balones jugados, a veces excesivamente jugados. Es el caso de Raúl Iglesias en el segundo gol encajado. Planeó regatear y entregarla al pie como si un defensa se tratase. La pifió y se encontró con la presión rival. El bueno de Raúl despejó corto y mal a los pies de Segura, quien levantó el balón con la portería vacía.

Y ¿qué decir del primer gol recibido? Un balon que a todas luces parecía fuera de juego. El portero se quedó clavado esperando el banderazo del juez de línea. Éste no lo hizo. ¿Estaría aún dormido? Ese tiempo perdido hizo que Raúl llegara tarde y no pudiera aprovechar su estatura frente a Diego Segura, de estatura media.

Sin comerlo ni beberlo, el humilde marcador ya marcaba un 2 para los locales y un 0 para los visitantes. Desde ese momento Raúl fue sin quererlo el protagonista, pues le presionaban los delanteros todos los balones, por no decir el murmullo generalizado, en vista de los nervios que tenía. Es el peor partido que le he visto jamás. Mientras tanto, algunos disparos lejanos de Marco, de Iván Guerrero, de Casares, pero el balón no encontraba portería.

Personalmente pienso que vivió el partido pensando el error del primer gol. Eso le hizo cometer muchos más errores. ¿Y la defensa? Con lo segura que normalmente es, hoy no. Los laterales desbordados, más Merino. Es curioso que un jugador como el linense perdió los nervios en la primera parte. En una jugada que realizó falta, la protestó airadamente al línea. No podía con Israel. Vio pasar como un ovni el tercer gol verdiblanco. Este gol no debió subir tampoco al marcador. Yo vi fuera de juego y me encargué de preguntar a algunos, si habían visto lo mismo que yo. Así es: fuera de juego. El línea dicen que se despistó y no vio ni siquiera la jugada. Diego Segura gana la espalda de Merino, centra al área y Selu la clava en su propia portería.

Este gol era la devolución al gol en propia puerta marcado de cabeza por el medio roteño Cañas. Nuestra ilusión hubiera sido ir al descanso con un gol de desventaja y no pudo ser. Con el 2-1 en la segunda parte el equipo estaría en el partido.

Cabizbajos se retiraron a vestuarios. Se notaba que estaban agotados. En la segunda parte jugando a remolque, se notó la falta de preparación. No es un tópico, se les notó. No es fácil para un equipo como el nuestro intentar remontar dos goles. El equipo segúia tocando, creaba ocasiones, pero veían impotentes cómo no conseguían anotar.

¿Recordáis la ocasión clarísima de Puli? Se queda sólo delante del portero y dispara al poste. Disparos buenísimos, pero lejanos de Juanje, de Javi Casares. Faltando algunos minutos para el final penalti clarísimo a Lionnel Franck y el árbitro no lo señala. Quizás la excesiva teatralidad de Lionnel o quizás un posible penalti anterior de Raúl Iglesias sobre el delantero Eloy propició que el desastroso árbitro no lo marcara.

La defensa seguía jugando muy adelantada, llevando la línea de fuera de juego hasta casi el centro del campo. Rodri y Cañas surtían de balones a los puntas béticos, quienes entraban alegremente, a veces demasiados sueltos.

Me llamó mucho la atención la cantidad de cambios de posición de Iriondo. Lo intentó todo, pero sacó fruto. Recordamos que Castillo jugó en tres posiciones: lateral derecho, lateral izquierdo y cenntrocampista. Juanje salió como interior y acabó como lateral. Porto acabó de central. Hasta Selu acabó casi de lateral derecho, pues ya era una línea defensiva de tres.

Al final cuarto gol de Rodri. Desesperación final y gritos de ánimo de la afición a los jugadores.

Destacados para mí Marco, mientras le duró las fuerzas por parte del CDSF y del Betis el central Zamora, Rodri y Diego Segura.

Alineaciones:

CDSF:Raúl Iglesias; Castillo, Selu, Wicha, Merino (Juanje); Porto, Marco, Canito (REgino), Iván Guerrero (Lionnel) , Puli y Javi Casares.

BEtis B: René, Isidoro, Zamora, Mario, Toni; Cañas, Rodri, Israel, Diego SEgura, Rubén y Carreño. En la segunda parte salieron Rubén Rivera y Eloy.

No hay comentarios :