Social Icons

miércoles, 11 de julio de 2018

NONO OLVERA, EL CRACK INVISIBLE





Quien lea Antonio Jesús Olvera Sevillano quizás no lo conozca, quien lea Nono, seguro que sí.  Su microcosmos en el vestuario: antes como futbolista, ahora como miembro del cuerpo técnico. Persona de club, del club de los grandes. Es un secreto a voces que él es el azúcar que endulza el vestuario azulino; el aceite que lo engrasa; la levadura que lo fermenta. Pasan los entrenadores y él, nuestro Nono, se queda.
Quien pueda pasarse por los entrenamientos del San Fernando CD, aún puede disfrutar en alguna pachanguita de su guante por pierna izquierda. Prueba de ello pueden darle sus exequipos del CD San Fernando, GE Bazán, Chiclana CF, Racing Portuense, Balona, CD Dolores, UD Los Barrios, Jerez Industrial, Arcos CF  y ya por último de nuevo San Fernando, equipo en el que decidió colgar las botas en 2011.
Isleño de pura cepa que le dio por nacer el 22 de noviembre de 1978. Ha mamado de las fuentes futbolísticas del CD San Fernando, equipo por el que fue escalando categorías y etapas, salvo el paréntesis de su primer año como juvenil en el CD  Águila, bajo la atención de Antonio Durán.

Comenzamos a remontarnos a la temporada 89-90, cuando Francisco Domínguez Prian, o mejor dicho, Paco Prian, llevaba las riendas del conjunto alevín azulino. Un equipazo con Nono Olvera, Mané Vila, Ángel Fabra, Quique,… lo hicieron campeón provincial. Pasó a jugar la fase  de Andalucía, tocándole en suerte todo un Real Betis Balompié. Tuvieron la recompensa de jugar en el Benito Villamarín. Regresaron felices por la experiencia vivida y gozada.
EN EL VILLAMARÍN 

Fue subiendo peldaños en el Club Deportivo hasta llegar al Juvenil, si bien tuvo un paréntesis en el Águila en la campaña 94-95. En la 95-96 retornó y de nuevo con Paco Prian. 

A pesar de jugar poco en la primera vuelta, luego se convirtió en un fijo (y trascendental) en la segunda vuelta de la competición. Pertenece a la rica hornada de los Puli, Alfaro, Ángel Fabra, Juanma Castañeda, Pepe Barroso, Germán, el meta Quique, etc.
En su tercer año como juvenil (96-97) pudo competir con equipos juveniles del nivel del Real Betis, Sevilla FC, Recreativo, CD Málaga,  Córdoba CF , Ceuta, Mérida, etc. Esta vez bajo la tutela del entrenador Quinichi.  La base sobre la que se construyó el equipo fueron los Nono, José Ángel Bernal,  Peté, Carlos Benzo, Rastrojo (hermano de Lolo Hernández), el meta Agu, Kiko Cuadrado, …
En la 97-98 pasó a formar parte del G.E. Bazán, que por aquel entonces cumplía su segundo año  de filialidad. Buena parte de los que finalizaron su etapa de  juveniles pasaron a engrosar parte del conjunto aurinegro que competía en la Preferente. Léase Mané Vila, Barrena, Barroso, Germán, Bernal, Alfaro, Dani Arana, Urri y otros con  Manolo Jiménez en el banquillo. En el conjunto presidido por Paco Gil estuvo dos campañas. 

La siguiente temporada anduvo alternando el G.E. de Manolo Colón con el Club Deportivo de Ramón Blanco, entrenando en Bahía Sur junto al internacional Álvaro Cervera, Pepito, José Antonio Mateos, Masegosa,  entre otros. No tuvo una pretemporada en condiciones porque una lesión en el tobillo lo tuvo alejado un tiempo. En cuanto se recuperó Ramón Blanco comenzó a darle sus primeros partidos, especialmente en la segunda vuelta debido a la lesión de Mateos. Finalmente jugó 12 partidos. Recordamos que el ascenso deportivo no se consiguió, aunque la desaparición del Manchego de Antonio Iriondo propiciaba que lo hiciera federativamente. El equipo quedó segundo en el grupo X con 68 puntos, tras el Algeciras CF. En la liguilla de ascenso por tan solo un punto no hubo ascenso, quedando segundo con 11 puntos, tres victorias, dos empates y una derrota. Por delante estuvo el Almería con 12 puntos.
El no esperado ascenso provocó una completa marejadilla en el club. Se comenzó a confeccionar una plantilla para 3ª división  y hubo que rectificar sobre la marcha y adecuarla a 2ª B, cambio de entrenador inclusive. Nono formó parte del grupo, aunque su participación será mínima: dos partidos en 2ª B en el grupo IV de la temporada 2000-2001.
Debutó en  la división de bronce en el Ramón de Carranza en la jornada 14, exactamente un 19 de noviembre del 2000. Nene Montero lo sacó en el once inicial, si bien en el descanso decidió relevarlo, saliendo en su lugar Pepichi Torres. El once isleño perdía 1-0 con gol de Duda en el 23’. José Luis, Esteban, Llera, Antonio García, Mateos, Sixto, Javi Muñoz, el propio Nono, Pepe Masegosa, Diego Miraut y Josines.
El segundo partido fue una jornada más tarde,  también con derrota ante el Almería en Bahía Sur (1-4). Nene hizo cambios y dio entrada al meta Aranda, David Ávila, Víctor Pecci, Diego Morgado y Fernando Román. No surtieron efecto.  Las dos derrotas pasaron factura. El club decidió traer fichajes y se concretaba la cesión de Nono Olvera al Chiclana CF de 3ª división.
Ya con 22 años en la 2001-2002 estampaba su firma con el Racing Portuense, entrenado por Miguel Ángel Rondan, junto al meta Javi Otero, Lolo Prado, Lerga, o David Román (D.E.P.). No rodaron bien las cosas por El Cuvillo y se descendió a Regional.
La Balona llamó a su puerta en verano de 2002 y hacia el Campo de Gibraltar decidió aceptar el reto. Era un conjunto de ciertas limitaciones económicas, con más juventud en sus filas de lo normal, que terminó ocupando la zona media de la tabla.

Próxima estación: CD Dolores, conjunto murciano del grupo XIII. La aventura duró una temporada (2003-2004).
El entrenador jerezano Nico Sosa abanderaba el proyecto de la Unión  Deportiva Los Barrios. Consolidado ya en la categoría de 3ª división, contaba con un presupuesto cercano a los 400.000 euros (según Diario de Cádiz) y fortalecía su plantilla para dar el salto a la división de bronce: Edu Villegas, Johny, Gregorio Molina, David Ávila, Coco, Noel, … y Nono Olvera. Los barreños quedaron segundos en el grupo X, a seis puntos del líder Villanueva. En la fase de ascenso cayó en la primera eliminatoria ante el  Cerro Reyes. El valor de los goles fuera fue clave.

Dispuesto a repetir la proeza de jugar fase de ascenso, la Unión de Nico Sosa potenció aún más la plantilla con la llegada de Pedro Carrión, o de Chicha, ex del Xerez. Los gualdiverdes solo pudieron alcanzar el décimo puesto en la tabla.  Nono completaba dos temporadas, cumpliendo un ciclo de cuatro campañas recorriendo la hora de camino que separa La Isla de Los Barrios. En 2008 estimaba oportuno que su ciclo como unionista debía terminar y fichó por el Jerez Industrial.

Ricardo García ejercía de presidente y Carlos Fontana de técnico. El ascenso era la idea clavada en la mente y para conseguirlo firmaron jugadores importantes: Orife, David Narváez, Rafa Caro, Mere o el propio isleño Servando Sánchez (Cádiz CF). Subcampeones y ascenso a 2ª B. En la cuenta el Calahorra, Santanyi y Mirandés.
En la 2009-2010 retornaba a 2ª B, esa categoría que habría probado ligeramente. De nuevo junto a Nico Sosa. La temporada fue un absoluto descalabro. Nono jugó 8 partidos, todos ellos en la segunda vuelta. La plantilla que comenzaba la temporada no tenía nada que ver con la que lo terminó. Fue el comienzo de la britanización del Industrial. Al final un previsible descenso a 3ª división.
Movidito verano 2010 par Nono. Firmaba con el Arcos CF y diez días más tarde lo hacía por el San Fernando. La buena voluntad entre las partes implicadas propiciaban que Nono volviera a vestir de azulino.
Presentación oficial 

33 partidos, 32 como titular, 2880 minutos sobre el verde, 6 tarjetas amarillas, 0 tarjeta roja, son buenos números en el proyecto SFCD 2010-2011 de Nono.  En la foto inferior, ante el Sevilla C en la jornada en la que redebutó y ante el Conil CF. 

Sin embargo, un año después Nono pasaba a ocupar el puesto en el cuerpo técnico como masajista.
Desde entonces es indiscutible en el vestuario. Su alegría desbordante, su talante, su buen humor, sus bromas, su saber estar, su complicidad y su profesionalidad le hace ser el aceite que mueve las entrañas del club por dentro. Su salita de masajes se ha convertido en un diván para muchos. Te masajea con sus manos y con su buen humor. 

Nono, el hombre superpositivo cuyo nombre tiene dos negaciones. El crack invisible.

           

No hay comentarios :