Social Icons

Featured Posts

jueves, 23 de enero de 2020

ENTRENADORES DE LEYENDA; JOSÉ CABO

         
(Reedición)
 Jose Mª Cabo Puig nació en la localidad valenciana de Alfara del Patriarca  el 17 de julio  de 1907. Aunque valenciano, vivió gran parte de su vida en Barcelona. Cabo era un portero alto, fuerte y ágil. Abandonó su trabajo en una fábrica de gaseosas por el fútbol profesional.
Fue  portero del Reus Deportivo (con tan solo quince años), Badalona, Levante,  Real Madrid (1928-29) Atlético de Madrid (29-30), RCD Español (30-31) y Real Murcia, su último club, pues en 1940 decide colgar las botas. Con los pimentoneros se despidió a lo grande, pues obtuvieron el ascenso a 1ª división.
Hay varios episodios importantes en su trayectoria futbolística:
- En la temporada 27-28 el Levante se proclamó campeón regional tras derrotar por 2-1 al Valencia en la final disputada el 22 de enero en el Campo de la Cruz. Tras su brillante temporada fue contratado por los merengues. Sólo permaneció una temporada.
- Se va del Real al Atleti de Madrid, con el que disputó 19 partidos en la única temporada que permaneció.  

            Cabo tenía como claro que quería ser entrenador de fútbol.  Sabemos de su paso por el club azulino, por la Balona, Levante, Real Sociedad, Coruña, Córdoba, Tarrasa, entre otros. Nos vamos a centrar en su paso por el CD San Fernando como entrenador.
            Pepe Cabo estuvo tan solo una temporada en el CD San Fernando. Tenemos la duda si estuvo desde el comienzo o relevó a José Aveledo. Un año, un ascenso. NO, un año, dos ascensos, como contaremos en una anécdota más abajo.  El equipo en la temporada 48-49 debía afrontar una temporada en el infierno de volver a 1ª Regional (aunque se le llamaba “preferente”) y además en una situación económica poco boyante. El presidente Eduardo Gener decidía abandonar su puesto y dejarlo en manos de Antonio Román Delabat.
            El descenso trajo consigo, como era normal, una revolución en la plantilla. Apenas ocho futbolistas permanecieron y muchas novedades. No se bajaron de la nave azulina Paco Suárez, Carrasco, Luque, Lari, Fidel Agabo, Marín, Cardoso y  Reyes. Decidieron enrolarse en ella jugadores del nivel de Mangüi (Ferroviaria de Almería), Marculeta (Alicante CF),  Pepe Gallardo (Balona), retornaba Casanova tras pasar en una temporada por el Cádiz y Xerez, entre otros.
En el grupo liguero competía con el Hércules Gaditano C. F., Puerto Real C. F., Jerez C. D., Racing  Portuense, C. D. Alcalá, C. D. Écija,  Coria C. F.,  Morón Balompié, Calavera C. F., Dos Hermanas C. F., Triana C. F,  Olímpica  Valverdeña, C. D. Isla Cristina, Trigueros C. F., Peñarroya C. F., C. D. Antequerano y  C. D. Ronda.  El Puerto Real CF adoptaba un nuevo nombre y abandonaba el de Juventud Artística Deportiva. Los conjuntos del Trigueros CF y CD  Isla Cristina no finalizaron la competición.          
El comienzo no fue fácil, pues se perdía en Ronda (4-2), aunque enseguida los pupilos de Cabo pusieron la velocidad de crucero. A destacar en la primera vuelta las siete victorias en casa (y un empate) y dos fuera (y dos empates), con goleadas importantes como el 7-4 al Morón y 7-1 al Isla Cristina.
La segunda vuelta fue un paseo militar, resultando invictos. En Madariaga victorias aplastantes: 5-0 al Ronda, 9-0 al Calavera, 7-0 al Écija, 8-1 al Trigueros, 9-0 al Triana, 5-1 al Coria, 5-1 al Puerto Real y 4-0 al Peñarroya. Fuera del Madariaga tres victorias y cuatro empates.  
La lucha por el campeonato fue encarnizada con el Xerez. Finalmente los xerecistas se llevaron el gato al agua, dado que el Club Deportivo fue líder en buena parte de la temporada, pero en la recta final lo perdió. El San Fernando quedó segundo tras el Xerez Deportivo.



J
G
E
P
GF
GC
Ptos
1
Xerez
30
21
4
5
104
31
46
2
San Fernando
30
19
7
4
102
41
45
Esta segunda posición no debía dar opción al ascenso a 3ª división, pero el 11 de junio llegó a la sede del club en la calle Colón 22 una notificación federativa que decía que el CD San Fernando participará en 3ª división en la temporada 49-50. Así lo manifestaba ABC al día siguiente.

       Como decíamos, Cabo consiguió dos ascensos en vez de uno. Tal y como el propio míster revelaba en una entrevista al Mundo Deportivo en su edición del 8 de octubre de 1953. Al terminar la competición en Regional, le llegó una oferta de la Balona que, sin entrenador, disputaba la promoción de ascenso a 2ª división. El club accedió y consiguió que la Real Balompédica Linense ascendiera a 2ª división y de hecho continuó con los albinegros en dicha categoría en la 49-50.   

     
      Con la Balona permaneció cuatro campañas en 2ª división. Fueron 95 partidos con él como entrenador, de los cuales ganó 38, empató 14 y perdió 43. Al término de la campaña 54-55, con la llegada a la categoría del Club Deportivo, la Real Balompédica Linense descendía a 3ª división.
          En San Fernando siempre nos acordamos de aquellos que tanto nos dieron. Y más si es con ascenso.


miércoles, 1 de enero de 2020

JUGADORES DE LEYENDA ... JUANJE TORREJÓN



Hace unos meses un futbolista ADN Azulino como Juanje Torrejón decidió colgar las botas (al menos de momento) y cambiarlas por las tijeras, y de forma efímera por la utillería. Han sido muchas temporadas jugando en el CD San Fernando en varios periodos y merece un artículo de despedida.                                                               
La Escuela de fútbol San Martín ha sido la factoría de grandes futbolistas como David Barral, Tati Maldonado, Antonio Ocaña,  o el propio Juanje. Tras varios añitos con la escuela de Martín Lamela, pasó a formar parte del San Servando.  

Juan Jesús Torrejón Quintana, más conocido por todos como Juanje, nació en San Fernando el 10 de agosto de 1984. Isleño de pro, de los que ejercen, de los que presumen de serlo, allá por donde vaya. Esa zurdita aterciopelada que se paseaba por los campos de fútbol no    pasó desapercibido para el CD San Fernando Juvenil.  De esta manera en la temporada 2002-2003 lo tenemos formando parte del conjunto juvenil del CD San Fernando, entrenado por Pepe Gaviño, y que jugaba la Liga Nacional. Jesusma, Jesús Collantes, Juanma Bocuñano, Pablo Valencia, Joaquín Castro, etc. 

Jugaba pegado en banda izquierda y destacaba por su poderoso misil con la izquierda, por su golpeo de balón y el gran surtido en las jugadas a balón parado, especialmente las faltas.                  
Su primera aparición con el primer equipo se dio en la Copa Federación en el partido de vuelta (mediados de septiembre de 2002) ante el Algeciras CF en Bahía Sur que quedó empate a cero. El por entonces técnico Carlos Alberto Pintinho.  Saltó al campo a falta de siete minutos. El conjunto isleño quedó apeado de la competición. Pocos días más tarde Pintinho fue cesado por la directiva y llegó Manolo Zambrano.  Siguió su evolución con el juvenil hasta que le llegó la oportunidad en liga el 28 de mayo de 2003. Los de Zambrano disputaban la última jornada del grupo X en Bahía Sur ante el Montilla (victoria 3-0). Ya con los deberes hechos, Zambrano dio la oportunidad a tres juveniles: el propio Juanje, Rubén Graña y Joaquín Castro. Fue de los futbolistas destacados del partido. 

Comenzaba, así pues, su primer ciclo con el CD San Fernando. El ciclo comenzaba en la 2003-2004 y finalizaba al término de la 2006-2007.                    
Su primera temporada completa fue la 2003-2004. Empezó la temporada con Zambrano en el banquillo y luego pasaron Fali Castañeda, Juanma Carrillo y Ramón Blanco por último. Al final de temporada había participado en 20 partidos. Buena cifra para empezar. En 9 partidos fue titular, y en 5 completos. Fue autor de 2 goles. No recibió ninguna tarjeta amarilla, pero sí una roja directa. Su primer gol con la camiseta azulina fue el 14 de septiembre de 2003 en El Palmar ante el Atlético Sanlqueño. Juanje anotaba el quinto gol que cerraba la victoria 2-5 de los isleños.  Su segundo gol con el CDSF esta temporada 03/04 fue en el José Martínez Pirri de Ceuta, en partido disputado contra el Serrallo. Acabó también con victoria azulina por 1-2. Su gol fue importante, pues supuso el de la victoria en partido de muchísimos incidentes.               
                 
En la liguilla de ascenso disputada contra el Don Benito jugó en ambos partidos. En casa salió en el minuto 53, sustituyendo a Juanru. Empate a uno al final del partido en Bahía Sur. Derrota 1-0 en el Municipal de Don Benito. En este partido fue titular, aunque fue sustituido por Juanru en el minuto 64. Al final eliminados.               
En su segunda temporada, la 2004-2005, disfrutó de muchos partidos. En total jugó 24 partidos: 11 de titular y en 13 partidos salió en la segunda parte. Tuvo a Ramón Blanco y Juan Antonio como entrenadores. Se quedó sin marcar.                                     
En su tercera temporada, la 2005-2006, tampoco jugó lo esperado por Juanje. Siguió sin contar con la confianza de Juan Antonio. Al final jugó 16 partidos, pero solo en 4 de ellos como titular. Y sólo dos completos. Al final no acabó anotando ningún gol. Recibió dos amarillas. Jugó en el partido de vuelta de la liguilla contra el Motril. Falló un penalti decisivo, a pesar de que Juan Antonio había dicho que durante la semana metía todos en los entrenamientos. Él tuvo la valentía de dar el paso adelante, que otros veteranos no tuvieron. Responsabilidad, valentía y profesionalidad.           La temporada  2006-2007 fue para olvidar para la familia Torrejón. Tan solo una decena de partidos en su haber y, tan solo dos como titular. Ante esta falta de confianza en sus posibilidades por parte del cuerpo técnico, decidió aceptar la oferta que llegó del Cádiz CF para su filial en la 2007-2008. Antonio Calderón le aportó mucha confianza y con él empezó a jugar de lateral izquierdo. Cuajó una sobresaliente temporada. Asistencias, pases medidos y el premio de comenzar a entrenar con el primer equipo. En el Cádiz B tuvo de compañeros a varios isleños como David Zamora, Germán Sánchez y Ñoño. Terminó jugando 30 partidos.           

La oportunidad de seguir creciendo en el primer equipo del Cádiz CF la tuvo. Los cadistas atravesaban una situación de inestabilidad y, además, el hecho de ya no ser sub23 le perjudicó enormemente. Vista la situación, decidía volver a su casa.  El Club Deportivo había conseguido el ascenso a 2ª B.                                                                    
Le costó entrar en el equipo ante la competencia de Merino. Conforme avanzaba la competición se fue ganando la confianza de Antonio Iriondo que le hizo jugar incluso de lateral derecho. Al final, 24 partidos sobre el verde, aunque con el mal sabor del descenso a 3ª división y cómo acabó todo en verano de 2009.            
                                        
El CD San Fernando renacía como San Fernando CD en la campaña 2009-2010 y Juanje seguía de azulino a pesar de militar en la Liga Andaluza. Nuevo proyecto con Pepe Tréllez como presidente. Fijo en el lateral con 33 partidos, unidos a 4 goles.      Los de La Isla quedaron segundos pero consiguieron pasaporte para 3ª división, tras superar la eliminatoria del CD Utrera y la renuncia del Mueco de Ceuta. En la foto inferior, comiendo un mostachón de Utrera junto a Puli, Castillo y Sotelo y una de sus tantas cabalgadas en banda. 
          
                
Conseguido el objetivo, era el momento de buscar oportunidades en otros lares y en categorías superiores, como la 2ª B, con el San Roque de Lepe (2010-2011), entrenado por el técnico catalán Sergio Lobera. No consiguió ganarse la titularidad, pues tuvo minutos en 29 partidos oficiales, pero pocas veces como titulares. Los se quedaron a las puertas de los play-off de ascenso a 2ª división.      
                                              
El CD Roquetas llamó a su puerta y él supo responder a la llamada con un enorme rendimiento en la 2011-2012. Fue un fijo con 36 partidos y 5 goles, siendo el tercer máximo goleador del conjunto almeriense. A pesar de todo, descendió a 3ª división.  De esta manera, tuvo ofertas del grupo IV. La que cuajó fue la del Écija Balompié. 

En la primera vuelta disputó y disfrutó de 12 partidos, lo que le sirvió para captar la atención del Deportivo Alavés en el mismo mercado de invierno.  Jugó 14 encuentros con los babazorros. El Alavés abonó al Écija 9000 euros por su carta de libertad. El Deportivo consiguió el ascenso a 2ª división, tras superar el escollo del Real Jaén en la eliminatoria de campeones. El centrocampista Manu García aún queda en el Deportivo en 1ª división. En su currículum ya cuenta con un ascenso a 2ª división. No continuó en el proyecto.     
            
La necesidad de estar cerca de su familia por motivos personales hizo que retornara al San Fernando. Otra vuelta más a su hogar futbolístico. El SFCD militaba en 2ª B por segunda temporada consecutiva y venía de hacer una espléndida campaña. 33 partidos en liga y 2 en Copa fueron sus guarismos. Fue titular tanto con Juanma Carrillo como con Masegosa, pero los azulinos descendieron a 3ª división.           
                          
El CD San Roque volvió a llamarlo.  Alejandro Ceballos, el técnico, hizo un buen equipo con el punta Prieto, el punta de banda Mustafá, con el lateral derecho David Llano, o con Ale Zambrano, Germán Rojas, etc. A Juanje le faltó la continuidad necesaria. Fueron 23 partidos, 15 como titular. Los leperos hicieron una temporada más que digna con el noveno puesto.
A probar suerte en el grupo III de 2ª B. Era importante no salir de la categoría. Fue titular indiscutible con  CD Eldense, que realizó un buen curso futbolístico y quedó décimo en la tabla. 
Cuenta de twitter de Juanje

           
El FC Jumilla del técnico Pichi Lucas le propuso un contrato de dos años.  El conjunto vinícola de los Caye Quintana, Öscar Rico, Perona, Antonio Bello, Titi, … realizó una discreta temporada. Juanje jugó 32 partidos y era un fijo en el lateral zurdo. 

 Aunque le quedaba una temporada más, no podía decir que no al proyecto Pérez Herrera para el San Fernando 2017-2018. Hizo todo lo posible por volver. Su casa, su club, su afición, su amor a los colores por encima de todo. Comenzó la competición como titular, pero una lesión le tuvo apartado de los terrenos de juego más tiempo de lo deseado. Le costó entrar debido al buen rendimiento de Nano Cavilla en el lateral zurdo. Siempre que entró, rindió a tope. Alcanzó la cifra de 20 partidos jugados y 1182 minutos en el verde.     

En El Romano de Mérida

  La temporada pasada, la 2018-2019 no fue fácil para él. Tuvo que asumir su rol de jugador de equipo. Aceptó siempre su situación de buen grado. Finalmente jugó 13 partidos y 8 completos. El último partido que le vimos vestido de azulino fue el 19 de mayo de 2019 en la jornada 38 que cerraba el campeonato de liga ante el Almería B en el estadio de los Juegos Mediterráneos. Se despidió con victoria 1-2. Tras una gran temporada, finalmente el equipo se desinfló en el último tercio y bajó hasta la octava posición. Se fue con la satisfacción del deber cumplido: su San Fernando sigue en 2ª B. En verano llegó la noticia que nunca quiso escuchar. 

Era baja en el club. Tras un tiempo de espera por si salía una oferta interesante, aceptó la del Puerto Real por aquello de matar el gusanillo.  Le duró poco. El presidente Gómez Fontao le ofreció el cargo de utillero del primer equipo. Aceptó y lo ejerció hasta que le ha llegado una oportunidad profesional mejor. Ya cuenta con 35 años  y es  el momento de buscarse otras alternativas profesionales, en este caso como peluquero profesional. Salvo sorpresa, ha abandonado la práctica activa del fútbol.     
Esta es la historia de un futbolista canterano ejemplar. Cuando debutó en edad juvenil no podía imaginar que jugaría 263 partidos en 2ª B o que jugaría 161 partidos en liga (en tres categorías diferentes), además de Copa Federación, trofeos, amistosos, etc.  Agradecido, profesional, honrado. La palabra compromiso la tiene subrayada en el diccionario de su vida. Se echará de menos ese guante en la izquierda, sus disparos, sus golpeos a balón parado, su buen humor, … es que no todos los días nacen futbolistas en La Isla como él.

¡Gracias por todo, Juanje Torrejón! Futbolistas como tú han hecho grande el Club Deportivo.  
P.D. Fotos de mi archivo personal, San Fernando Información, www.sanfernandocd.com,  www.deportedelaisla.com, clubes oficiales donde jugó Juanje. 


viernes, 6 de diciembre de 2019

JUGADORES DE LEYENDA ... MANOLÍN "NACA"



El apodo “Naca” sabe a La Isla: gastronomía, Semana Santa, mundo taurino y también fútbol.  En el antiguo CD Once Diablos, Naca era portero que aparece en la foto con el número 1 pintado sobre su camiseta. 


En la década de los setenta y ochenta, decir Naca era decir Manolín, central, canterano y todo entrega y profesionalidad. 
Manuel Sirviente Prius, “Manolín”, “el Naca” nació el 8 de mayo de 1961 en el barrio de la Pastora de San Fernando. Sabemos de él que fue “ojeado” por diferentes equipos isleños de la famosa “liga del Parque”, competición que se jugaba en el actual Parque de los Patos. Curiosamente era portero aprovechando su extraordinaria envergadura. Me comentaron hace un tiempo que lo hacía bastante bien. Jugaba en el Hércules Industrial, entrenado por Pepe “Pelao”. Una mañana Pepe se vio desaviado por la falta de delanteros y ahí lo situó en el campo de la Carraca. Lo hizo perfectamente.
Otros técnicos del fútbol base lo situaron de central y ahí destacó sobremanera. Ahora bien, en el primer equipo del CD San Fernando jugó muchísimos partidos como 9.  Manolín formó parte de un magnífico conjunto juvenil entrenado por Luis Llerena en la temporada 78-79. Entre ellos destacamos a José Manuel Moreno, Tolosa, el meta Isidro y el propio Pepe Tréllez que, desde 2009 hasta 2012, fue presidente del San Fernando CD. Pepe fue fundamental para el renacimiento azulino.
Manolín es el tercero de pie comenzado por la izquierda; Tréllez el último agachado. 

En la foto inferior, vemos a Manolín como capitán en un partido ante el San Fernando Industrial. Los colegiados son un jovencísimo Lele, Vidal y Torrejón.

Finalizada su etapa como juvenil, ya en edad senior fue cedido al G.E. Bazán. Aunque disputó los primeros cuatro partidos, pronto fue recuperado para el primer equipo en la 79-80 con el CD San Fernando estrenando categoría de 2ª B.  En el banquillo un nuevo inquilino, Martín Vences. Junto al “Naca”, futbolistas de la talla de  Juan Antonio, Cortabitarte, Romero, Luis Manuel,  Pajuelo,… No lo tenía nada fácil Manolín para hacerse un hueco en una defensa que por el centro contaba con Silva, Rafa, Cepillo. La normativa de la Federación Española de salir de inicio con dos jugadores menores de 20 años le benefició, porque le abrió la puerta, pero él supo dejarla abierta de par en par.
Temporada 79-80

           
Se hizo de rogar su primer partido con la azulina en 2ª B. Su debut en partido oficial fue en la jornada 12 un 18 de noviembre de 1979 cuando el Xerez CD visitaba el Marqués de Varela y que acabó con victoria isleña por 2-1.  Las victorias en casa eran la tónica general de la temporada, así como las derrotas fuera. El once estuvo formado por Luis Manuel, Puertas, Rafa, Cepillo, Tey, Manolín, Velasco, Juan Antonio, Paquito, Montoya y Cortabitarte. Manolín fue uno de los sub-20 y fue sustituido por Pajuelo al comienzo del partido. De hecho Pajuelo marcó el 1-0 en el 22’.
            Martín Vences fue metiendo con cuentagotas al “Naca” hasta que en la segunda vuelta comenzó a hacerse un fijo en las alineaciones.  El míster veía una solución ponerlo de líbero para meter un delantero más. A partir de la jornada 18 con el compromiso liguero ante el Lérida  (1-0) sus partidos ya eran completos. Una semana más tarde titular en Vall de Uxó (2-4). Ante el Lérida fue calificado con un 2 y ante el Vall de Uxó con un 3 en el Mirador de San Fernando.
            De esta manera terminó la 79-80 con 20 partidos en su haber, una cantidad notable para ser un sub-20. Se había ganado la confianza de Martín Vences y, por supuesto, de la afición isleña que conocía perfectamente a la familia Sirviente.
            Le vino bien a Manolín que Martín Vences comenzara liderando el proyecto 80-81, pero los resultados negativos provocaron su marcha y la llegada del asturiano Moncho. El primer partido de liga Manolín ya era un fijo en el centro de la defensa junto al onubense Rafa. Fue el primer partido oficial jugado por la noche ante el Ibiza (1-0, gol de Blanquito). Buen comienzo, pero ya no se volvió a ganar hasta la jornada 18. La primera vuelta con tan solo dos victorias. El equipo estuvo en la zona de peligro durante bastantes jornadas. El arreón final de la segunda vuelta nos sirvió para conseguir la permanencia. En la jornada 37 consiguió en Cartagena el punto que le servía para conseguirlo. Manolín disputó un total de 37 partidos, tan solo se perdió uno. Consiguió un gol, precisamente el que sirvió para empatar a dos goles ante el Xerez (2-2) en la jornada 7.
            El Mirador de San Fernando premió a Manuel Sirviente “Manolín” como el jugador más regular de la temporada.
Añadir leyenda
        La tercera temporada fue la de la confirmación del “Naca”. Lo jugó todo, desde la primera jornada con victoria sobre el Nástic (2-0) hasta el 5-0 sobre el Tarrasa en la última jornada.  3320 minutos sobre el césped. Fue insustituible para Moncho como para Quinichi en las cuatro últimas jornadas que tuvo que coger el equipo. A su lado seguían Rafa y Cepillo, además de los canteranos Paquito Marín y Miguel Martínez. El CD San Fernando culminó duodécimo en la tabla de clasificación. En la foto de abajo, es el que está junto al meta Gerardo. 
Temporada 81-82

            La cuarta y última campaña que unía al central de La Pastora con el CD San Fernando fue la 82-83, la del desastre deportivo y económico. El equipo dio con sus huesos en Regional tras dos descensos.  Lo curioso de esta temporada futbolística es que pudimos ver a Manolín en muchísimos partidos como delantero centro. Fue Adolfo Bolea el que lo reubicó sobre el campo. En esta posición marcó seis goles. Sus víctimas fueron el Algeciras con dos goles (ida y vuelta), Alcalá con un doblete en la jornada 13 (2-2), Alcoyano y Calvo Sotelo.  De nuevo volvió a ser el jugador más utilizado: 38 partidos.  
            Evidentemente Manolín abandonó la disciplina del club de su vida, pues el CDSF competía en Regional. Su trayectoria ascendente le permitió fichar por un equipo de 1ª división, el Real Murcia,  junto a su cuñado Juan Abad. Allí coincidirá con Andrés Ramírez.
            El paso de Manolín por el Real Murcia fue efímero. Eusebio Ríos no le concedió ninguna oportunidad. En el tramo final de temporada fue fichado por el Linares (entrenado por Nando Yosu) de 2ª división. Tan solo tuvo la ocasión de jugar un partido de Liga y dos de Copa de la Liga. Su debut en 2ª división llegó en la jornada 37 (20-5-1984) en el estadio Riazor, con derrota por la mínima. Jugó los noventa minutos.
            También jugó los noventa minutos en la ida de los octavos de final (03-06-1984) con victoria 2-0 sobre el Granada CF y la vuelta en Los Cármenes. Actuó de delantero centro.  Finalmente los azulillos descendieron a 2ª B y Manolín siguió un año más con ellos. En su segunda temporada en el Linares jugó 27 partidos (26 completos), totalizando 2374 en el campo, cinco amarillas, una roja, sin goles. Un fijo para el técnico Jaurrieta y el argentino Romero. Compartió vestuario con el rubio delantero Boro (de Puerto Real) y el exsevillista Mariano Pulido. Los linarenses quedaron novenos.
            En verano de 1985, ya con 24 años,  firmó por el Alcoyano y allí cumplió un ciclo de dos temporadas. Jugó 34 partidos en la 85-86, anotando tres goles,  con el Alcoyano quinto en la clasificación del grupo II de 2ª B, dirigidos primero por Parreño y luego por Pepe Martínez. En la 86-87 llegó Joaquín Carreras al banquillo. La afición isleña lo conocía bien de su paso por el CD San Fernando. De hecho, coincidieron en el equipo tres isleños: el propio Manolín, Paco Cepillo y Zurdo. Carreras duró quince partidos. El “Naca” jugó 21 partidos. Acabó su ciclo fuera de Andalucía.

            El CD Ronda (87-88) había conseguido el ascenso a 2ª B. Pasó a competir en el grupo III de 2ª B. Esta temporada la división de bronce empezaba a contar con cuatro grupos.  En el banquillo un entrenador de prestigio, Enrique Mateos, el mismo que ascendió al Cádiz a 1ª división en 1977. Se rodeó de una plantilla en la que sobresalía muchos futbolistas del Campo de Gibraltar (ex de la Balona y Algeciras), además de Ceuta y melilla, y por supuesto malagueños. En la plantilla un jugador que en la 94-95 jugó en el CDSF, Juan Patino.
El objetivo no se consiguió y los rondeños descendieron a 3ª división. Manolín realizó una buena temporada con 32 partidos jugados (2790 minutos) y cinco goles.
Sus últimas temporadas en activo ya fue con equipos provinciales. Jugó en el Jerez Industrial atraído por el entrenador Juan Antonio y compañeros isleños, como Patudo, Javi Romero, José Muñoz. Y ya por último en el Conil CF de Antonio Belmaño con una plantilla con Andrés Mendi, Juan Abad, Manolín Forero, etc.
Jerez Industrial CF

Cuando tomö la decisión de colgar las botas, entró a trabajar de cocinero en el buque escuela Elcano. Desde nuestro blog, un cariñoso abrazo a la familia Sirviente y especialmente a Manolín, futbolista del que guardamos un cariñoso recuerdo.



jueves, 28 de noviembre de 2019

GRACIAS POR TODO, "ABUELO" NENE


Decir CD San Fernando, es decir Nene. O “El Abuelo”, como los que han trabajado junto a él gustan llamarlo.
Manuel Pérez Vázquez, más comúnmente llamado “Nene”, nació en su Isla de León el 21 de abril de 1930. Ha sido durante 37 temporadas el utillero del CD San Fernando y del actual San Fernando CD.  Él es un buen trozo  de la historia viva  del fútbol isleño en las casi cuatro últimas décadas. Han pasado los presidentes, los directivos, los entrenadores, los futbolistas, colaboradores, pero él siempre ha estado ahí en lo bueno y en lo malo, en la salud y en la enfermedad, todos los días de su vida, como si un matrimonio se tratase. Eso sí, siempre con su gorra.
Con González Flores
Todos, absolutamente todos, han destacado de él siempre su altruismo no exento de profesionalidad, su entrega y amor a unos colores, viajando por toda la geografía nacional, ataviado del material del San Fernando.
Es “El Abuelo” de todos. Comenzó siendo ayudante de un Luis Periñán masajista y posteriormente a comienzo de los noventa pasar a ser el utillero del Club Deportivo San Fernando.
En la actualidad cuenta con 89 años y ahí sigue al pie del cañón trabajando por el primer equipo de fútbol de la Ciudad.

Decir Nene, es decir San Fernando, es decir fútbol, es decir historia, es decir una trayectoria deportiva vista desde un segundo plano, pero no por ello menos importante.
Hace varios años fue digno merecedor del premio a la Trayectoria Deportiva concedida por el Ayuntamiento de La Isla. Hace tres años fue todo un boom mediático cuando diferentes televisiones y prensa quisieron recoger en sus medios al utillero más veterano de España.
Mereces salir con todos los reconocimientos. Larga vida al Abuelo. Un abuelo “muy Nene”.
¡Viva el Club Deportivo! ¡Viva Nene!


sábado, 16 de noviembre de 2019

JUGADORES DE LEYENDA ... BLANQUITO


¡Atención, jugada por la banda derecha en el viejo Madariaga! Se escapa por la banda de Preferencia el extremo Blanquito que recorta al defensor y centra perfecto sobre la cabeza de Chicha y gol del Club Deportivo. La grada estaba de júbilo celebrando el gol de los isleños que ya sube al marcador.  Esta era una jugada clásica en la retina de los ojos de los socios y aficionados que cada domingo subían la calle Colón para ver al CD San Fernando.  Ese delgado delgado extremo de bigote a lo Clark Gable, que respondía al diminutivo de Blanquito, era uno de los ídolos de nuestro CD San Fernando.

Blanquito no es otro que José Manuel Blanco Gavilán. Nacido en La Isla un 14 de noviembre de 1952. Esta semana ha cumplido los 65 años. Como todo hijo pródigo, discutido por la grada cuando no tenía su día (afortunadamente pocos), pero que la afición isleña apreciaba y se sentía orgullosa de él, porque sabía el talento que tenía.
          La figura de Pepe comenzó ligada al Hércules de San Fernando, con el que jugó en edad juvenil. Arriba jugaba con Pavón, Márquez, Morán, Torrejón, … Aún en edad juvenil, debutó con el primer equipo en la temporada 71-72. Fue en la 73-74 cuando verdaderamente explotó como delantero. Crónica del Mirador que se podía leer, crónica que se destacaba su apellido Blanco (sin diminutivo).
Pepe Cantón colgó las botas y en la temporada 74-75 se hizo cargo del banquillo del Puerto Real CF, que militaba en la Regional Preferente. En su mente la idea del ascenso a 3ª división y en su agenda de fichajes destacaba sobremanera uno: Blanquito. En la plantilla verdiblanca militaban jugadores como el lateral derecho Pato, Nicolás, Rey, José Antonio Rosado, el meta Antón, etc.  Al final consiguieron un buen sexto puesto en la clasificación.
PUERTOREALCF.BLOGSPOT.COM

       Como bien nos informa en su blog el historiador Manolo Alegre, debutaba Blanco el 8 de septiembre de 1974 en Écija. Debutó como titular y con gol, exactamente el tercero de un 3-3 ante el conjunto local ecijano. Una semana más tarde debutaba ante la afición de la Villa en el Sancho Dávila ante el Barbate con victoria por tres goles a cero. Blanco completó un gran partido. Esta fue la tónica de toda la temporada.
Continuó una temporada más en las filas del conjunto de la Villa y, cómo no, con Pepe Cantón. Se mejoró la clasificación con un cuarto puesto. Otra gran temporada de José Manuel.  Por cierto, aún sin bigote.
PUERTOREALCF.BLOGSPOT.COM
Tan buenas temporadas no pasaron desapercibidas para la directiva isleña. El Puerto Real se subió a la parra y pidió 300.000 pesetas por el traspaso. Diego Mendoza, el carismático entrenador jerezano, quería tenerlo en su plantilla. La apuesta por él fue tan fuerte que se pagó 50.000 pesetas por él, como era preceptivo según el artículo 51 del reglamento de aquella época. Firmó ficha profesional.
De esta manera la temporada 76-77 será su primera temporada como azulino.  Comenzó la campaña futbolística el tándem Gómez Sáez – Mendoza y, sin embargo, la terminaron Antonio Barral – Juan Luis Rosado. La afición estaba de uñas por la marcha de sus ídolos Yiyi, Montero, Moscosio, Juan Antonio. Tenía ganas de ilusionarse, tras un verano tan lleno de movimientos.
Dio comienzo la temporada oficial en 3ª división. Blanquito debutó en el estadio Municipal de Mérida ante el conjunto local en la primera jornada. Este fue el once inicial: Beni, José Luis, Silva, Márquez, Faly, Román, Puertas, Mateo, Martínez, Ríos y Villalba.  Blanquito sustituía a Martínez en la recta final.  Fue el primero de muchos. En la foto inferior, los datos técnicos de dicho estreno.


Su presentación oficial ante la afición fue en la segunda jornada ante el Cacereño con empate a cero. Aquella tarde jugó arriba con el gaditano Martínez y con Mateo.  No lo tuvo fácil para conseguir hacerse con el puesto. Alternaba partidos como titular con partidos en los que salía como jugador número doce para revolucionar los partidos complicados. Al término de su primera campaña jugó 25 partidos y anotó 5 goles:  doblete al Badajoz y un gol al Real Murcia y Algeciras. Nos falta un gol por confirmar.
Al final decepción del equipo con un undécimo puesto en la tabla.  No se debe olvidar su participación en la eliminatoria copera ante el Sporting de Gijón. Fue titular en la ida disputada en el Varela (1-1) formando delantera con Martínez y Calsita. En la vuelta disputada en El Molinón no salió de inicio, sino que lo hizo en la segunda parte sustituyendo a Pedro Puerta.
         Segunda temporada como azulino, la 77-78, de gratos recuerdos, sobre todo por la participación en la Copa del Rey en la que se dejó en la cuneta al Osasuna, Nástic de Tarragona y Almería, cayéndose con honores ante todo un Valencia CF de Mario Alberto Kempes (ver foto superior, el último agachado). El nuevo entrenador J. Antonio Román depositó su absoluta confianza en Blanquito, que  lo agradeció con una enorme temporada. Jugó 34 partidos y anotó 10 goles en un equipo base formado por Beni, Popo, Silva, Rafa, Márquez, Cayuela, Lebrón, Puertas, Blanquito, Chicha y Ravira.

            El Club Deportivo quedó segundo en el grupo, pero se quedó con la miel en los labios porque el ascenso lo obtuvo el Cacereño. En la última jornada se perdió en Don Benito por 3-2 y la derrota significó  que el CDSF debía permanecer un año más en 3ª división.
        Tercera temporada de Blanquito. A la tercera la vencida. El San Fernando, entrenado por Joaquín Carreras, conquistaba el ascenso a 2ª B (categoría seminueva), rubricada tres jornadas antes del final con el 2-1 sobre el Valdepeñas. Blanco seguía siendo un fijo en las alineaciones, siendo una pieza clave en este ascenso con 30 partidos y 10 diez, por detrás de los 19 de Chicha. Además hay que sumar a nuestro entrañable jugador el gol que marcó en el Benito Villamarín ante el Real Betis Balompié en una eliminatoria copera.  El meta Campos recogía de las redes el tanto de Blanquito en el 70’ tras irse de la zaga local y disparar fuerte y colocado.
          De esta manera, Blanquito estrenaba 2ª B al igual que el Club Deportivo en el curso futbolístico 1979-1980. Su rendimiento en este grupo II siguió siendo extraordinario. Esta temporada fue Martín Vences el técnico. El Campo de Deportes Marqués de Varela abrió sus puertas el primer domingo de septiembre de 1979. Enfrente la AD Ceuta, precisamente de Joaquín Carreras. Partido de quiniela con Blanquito en el once histórico inicial: Romero, Puertas, Silva, Rafa, Tey, Moreno, Juan Antonio, Cortabitarte, Blanquito, Chicha y Paquito.

            Para la anécdota queda que su primer gol en 2ª B fue el 30 de septiembre de 1979, cuando en el minuto 20’ remataba de cabeza en plancha un centro de Paquito, poniendo el 1-0 ante el San Andrés de Barcelona en el marcador de un Marqués de Varela casi lleno. Se ganó finalmente 2-1.
            El conjunto azulino quedaba ubicado en una magnífica octava posición. El siete isleño jugó 32 partidos y materializó 8 tantos y un sinfín de jugadas inolvidables. Además marcó un gol en Copa ante el Ceuta.
            El San Fernando se había ganado el derecho a seguir compitiendo en la División de Bronce y, por extensión, el propio Blanquito. En el banquillo seguía unos meses Martín Vences y fue relevado por el asturiano Moncho. Hablamos de la campaña 80-81. Blanquito tenía dura competencia con extremos como Adolfo y luego Robert por la derecha. La temporada comenzaba bien con una victoria sobre el Ibiza por 1-0 y gol bajo las estrellas de Blanco en el 84’, a pesar de que no salía de inicio. Todo empezaba bien, pero la realidad fue otra cosa. Costaba mucho ganar en Madariaga. En la primera vuelta tan solo dos victorias. La salvación de la categoría se conquistó en la penúltima jornada. En el terreno personal, brillantísimo año de nuestro querido jugador. Fue el pichichi del equipo con 10 goles, superando a Chicha (con tres tantos menos). Terminó jugando 30 partidos. Otro día más en la oficina.
En plena madurez futbolística, siendo un fijo en el once titular, marcando más goles que nunca, en noviembre de 1981 tuvo que tomar una decisión importantísima para su futuro personal. ¿Trabajo o fútbol? Dilema doloroso.
Entró a trabajar en San Carlos y la empresa le comentó que tenía que olvidarse del fútbol. El club presidido por Ramírez Muñoz intervino para no perder a un futbolista tan importante. Se le propuso jugar solo los partidos de casa. Pero una posible lesión le podía hacer perder un trabajo tan preciado. Como no hubo fórmula de acuerdo entre las partes, la afición y el club se quedó sin Blanquito.  Se marchó con unas estadísticas que lo dicen todo: seis partidos y tres goles en tan solo dos meses de competición.
            Jornada 7, octubre, 1981, Lorca, gol de Blanco, último partido como azulino.  Blanco era relevado en el 73’ por Adolfo. Ya había tenido tiempo de marcar un gol en el minuto 10’ de partido. Dos puntos que se quedaban en casa, pero sin darnos cuenta fue su último partido.

            En noviembre de 1981 con la visita del Torrejón (1-1), Blanco en la previa del partido hacía el saque de honor y recibía las muestras de cariño y apoyo de sus compañeros y de la grada.  Blanquito abandonaba la práctica del fútbol. 
            Dejaba atrás seis temporadas, 157 partidos de liga y 56 goles. Un ascenso (el primero) a 2ª B. Se fue en pleno apogeo, pero así es la ingrata cara del fútbol.  De forma inteligente, antepuso un puesto de trabajo asegurado que a los vaivenes del fútbol.
            Hombre muy familiar. Le encanta vivir rodeado de sus cinco hijos, nietos y nietas. Y, por supuesto, su mujer Ana Mari.
            … Y con el 7, Blanquito, se escucha por  la megafonía del antiguo Madariaga.