Social Icons

lunes, 21 de agosto de 2006

EL ASCENSO A SEGUNDA DIVISIÓN DE LA TEMPORADA 53-54 SEGÚN ME CUENTAN


Un mes de julio del año 1954 el Club Deportivo San Fernando ascendió por primera vez en su historia a la Segunda División nacional, la actual Segunda A. El 12 de julio de 1954 regresa desde Cáceres hasta La Isla en loor de multitudes. Hay fotos en www.elguichidecarlos.com de la llegada de los jugadores. Dicen los anales históricos que no se podía entrar en la Isla. El Ayuntamiento se llenó para recibir a los jugadores que subieron a los balcones del Consistorio.

El equipo había ganado una liguilla de ascenso. Esta liguilla fue ganada al Murcia, Melilla, Cacereño y Orihuela. En la liga de Tercera División quedó clasificado en segundo lugar, por detrás del Real Betis que logró el ascenso automático.

En la temporada regular disputó un total de 44 partidos. Ganó 25 partidos: 20 en casa (un fortín ¡¡¡) y cinco fuera. Sólo perdió un partido en el viejo Madariaga, contra el Cádiz.

Consiguió la friolera cantidad de 141 goles, repito 141. Encajó 69, que tampoco es tan poco. ¡ Eran otros tiempos ! La goleada más abultada fue conseguida contra el Valdepeñas, Iliturgi y Sevillana de Tánger.En los tres partidos el resultado fue de 8 a 0 a favor. ¡ 24 goles en sólo tres partidos ! Por el contrario, la derrota más abultada recibida fue un 7-2 en Almería y un 5-0 en Córdoba.

Fijaros los equipos mencionados hasta ahora en una Tercera División, Cádiz, Córdoba, Almería. A ellos les vamos a añadir el Recreativo de Huelva, Granada, Ceuta, Real Betis Balompié, Algeciras, Martos, Larache, Iliturgi, Español de Tetuán, Atlético Malagueño, Utrera, Valdepeñas, Úbeda y Sevillana de Tánger.

El máximo goleador de aquella recordada temporada fue Uribarren con 39 goles, seguido de cerca por Chispa, con 31 goles. En tercer lugar quedó Ayala con 25 goles. Llama la atención las altas cifras conseguidas por tres jugadores, dos superando la treintena de goles. Otros goleadores fueron Genil (11), Periñán (10), el tantos años masajista azulino, incluso a veces dirigiendo el equipo en casos de urgencias.

En el anecdotario merece la pena añadir que Uribarren consiguió en Madariaga seis goles en un sólo partido (doble hat-trick) en un partido contra el equipo jienense del Iliturgi.

Los 21 componentes de este mítico año fueron:

- Porteros: Ceballos, Ruíz, Escalada.

- Defensas: Blandino, Lucas, Maluenda, Jesús, Magín, JIménez.

- Medios: Paquito Belizón, Gómez, Viñuales (sólo tres)

- Delanteros: Uribarren, Chispa, Devesa, López Cortijo, Genil, Ayala, Periñán, Del Pozo.

El entrenador de este inolvidable año fue Antonio Molinos, padre de un exjugador del Espanyol de Barcelona y del Zaragoza, Molinos. El presi fue el tantas veces mencionado por nuestros antiguos: Ángel Baleato.

El equipo base que mi padre dice de carretilla fue Ceballos; Jiménez, Maluenda, Lucas; Paquito, Devesa; Periñán, Chispa, Uribarren, Genil y Ayala. Era un once de leyenda, tan mítico como los Kopa-Rial-Di Stefano-Puskas-Gento o los Basora-Moreno-César-Kubala- Manchón.

No hay comentarios :