Social Icons

sábado, 1 de mayo de 2010

AQUELLA ELIMINATORIA CDSF - BETIS (1978)



            A la hora de hablar de la Çopa, siempre nos acordamos del célebre y famoso partido del Valencia. No siempre recordamos aquella vez que vivimos una eliminatoria en la que pudimos eliminar al Real Betis. Lo vivimos en primera persona.
            12  de octubre de 1978, llegaba el Betis al Marqués de Varela en el partido de vuelta de la Copa del Rey. Siete mil personas en Madariaga. Se agotaron las entradas. Banda de la Cruz Roja amenizando los prolegómenos del partido.
            En la ida victoria bética por 2-1. En la vuelta victoria mínima del Club Deportivo por 1-0. En aquella época no existía aún el valor de los goles en campo contrario. Ese es el motivo por el que no pasamos la eliminatoria. 

            Al término del encuentro los lanzamientos de penaltis le dieron el pase a los béticos. El gran artífice de los verdiblancos fue el portero vasco Esnaola, que demostró que era todo un parapenaltis, fama que ya tenía ganada.
            El CD San Fernando alineó a los siguientes jugadores:
Reyes
Puertas, Silva, Rafa, Tey
Villalustre, Bienvenido (Otero), Montoya
Ramírez, Chicha y Blanquito (Cayuela).
            Por el Betis  de García Traid lo hicieron:


                                          (ESTA FOTO PERTENECE A 1978)
Esnaola
Ocaña, Biosca, Muhren, Cobo
Ortega, López, Gordillo
Villalba, Megido y García Soriano
            Como podéis ver, el equipo de gala: Esnaola, el holandés Muhren, Rafa Gordillo, etc.
            Arbitró el encuentro Pérez Calvo, de 1ª división. Mostró tarjeta amarilla a Ortega, Megido y Biosca. Recuerdo aún la tarjeta al central Biosca por juego peligroso en una entrada en la banda de preferencia sobre Chicha que pudo ser roja.
            A cinco minutos para el final, zancadilla de Esnaola a Chicha = penalti, que transforma el delantero Chicha por dos veces, al ordenar el árbitro repetirlo. Batir a Esnaola dos veces consecutivas de penalti no estaba al alcance de cualquiera.
            Se jugó media hora más de prórroga, en la que se impuso el San Fernando con mejor juego y merecedor de mayor fortuna. El portero visitante le hizo dos increíbles paradas a Ramírez.
            Lo pudimos ver en la tanda de penas máximas. Marcaron por el Betis los cinco jugadores: García Soriano, Villalba, Biosca, López y Ortega. Por los azulinos marcaron  Montoya y Villalustre,  parando Esnaola los penaltis de Puertas y Cayuela.  El CDSF no pudo lanzar el quinto y último lanzamiento de Chicha.
            En el balance general de la prensa del partido, señalan a los nuestros como un equipo que salió respondón, que mereció mucho más. Esnaola fue la pieza clave en la eliminatoria.
No olvidemos nunca la historia. En lo pasado está la historia del futuro.

No hay comentarios :