Social Icons

sábado, 30 de noviembre de 2013

BOMBA II. UN FICHAJE QUE ACABÓ EN TRAGEDIA PERSONAL.

Estudiando la temporada 63-64 enseguida un hecho trágico captaba mi atención: Bomba. Es el apodo futbolístico de Rafael Toro Alfaro, coriano que llegó al CD San Fernando en verano de 1963.
Veleidades de la Fortuna provocaron que Bomba llegara del Sevilla Atlético cedido, pero apenas pudo debutar un partido oficial de liga, enfermó y meses después falleció.  Es un episodio que no quise pasar más tiempo por alto y he indagado lo que he podido en el tema. Veamos y leamos la historia cronológicamente.
Barbacil, secretario técnico del CD San Fernando, tenía excelentes relaciones con el Sevilla FC y, aprovechando las buenas relaciones entre ambos clubes, se trajo un surtido de jugadores sevillistas, entre ellos el cañaílla Mariano ….. y Bomba.  Corría el mes de agosto cuando el ABC ya anunciaba su cesión junto a Mariano y Carbonell. Llegaba procedente del Sevilla Atlético para ponerse a las órdenes del flamante mister José Luis Diestro.  El filial sevillista se había enfrentado la temporada anterior contra el San Fernando en el grupo II de 2ª , aunque había descendido de categoría.  Venía Rafael dispuesto a demostrar sus cualidades y aspirar a jugar en el Sevilla FC en 1ª división.  
Su nombre futbolístico era el de Bomba II por ser hermano de Antonio Toro Alfaro “Bomba I”, que fuera jugador del conjunto hispalense temporadas en la 50-51 y 51-52.  Nació en Coria del Río, verdadero surtidor de grandes futbolistas como Rogelio,  Ruiz Sosa, Bizcocho, Manolo Cardo, Suárez, etc.
Tras la preceptiva pretemporada con entrenamientos y amistosos como preparación previa para la temporada oficial 63-64, comenzaba la jornada 1 del campeonato.  El conjunto azulino debutaba en casa ante el Onteniente y llegaba la primera victoria del San Fernando con un solitario gol de Juanín que daba los dos puntos a los de Madariaga.  El XI inicial estaba formado por los siguientes nombres:        
     Fernández; Carbonell, Ortúzar, Herrera; Sosa, Manolo García; Alías, Cantón, Mariano, Bomba y Juanín.
Diestro daba la titularidad a Rafael “Bomba II” en la banda izquierda como interior junto a Juanín.

Sería la primera y la última vez que se enfundaría en partido oficial la camiseta azulina.  De repente sus quiebros y goles quedaban en un segundo plano.  El malogrado Bomba tuvo que sufrir la amputación de la pierna izquierda en diciembre de 1963.
En las Navidades de 1963 se disputaba un choque amistoso a beneficio de Bomba, entre su equipo del alma, el Sevilla, y su equipo actual, el San Fernando.   En el Sevilla jugaban Cardo, Agüero, Enrique Mateos, Quintanilla (poco tiempo después sería cedido al CDSF) y otros seleccionados por Otto Bumbel. 
En el CDSF:  Fernández (Barrena), Carbonell (Jiménez), Herrera (Samper),  Ortúzar (Sosa), Burillo (Sanjuán); García (Latorre), Morales, Juanín, Sergio, Cantón, (Manolín), Mariano, Alías (Falete).
El 26 de diciembre otro homenaje en el Sánchez Pizjuán entre una selección andaluza de juveniles y el Coria CF; y posteriormente el Wiener S.C. vs. Sevilla FC. 
Nada ni nadie podía sospechar el fatídico desenlace de la vida de  Rafael Toro.  Tras  la amputación de la pierna; vida relativamente  normal posterior; empeoramiento de la enfermedad; tuvo que convalecer en cama; y fallecimiento.
En septiembre de 1964, es decir, nueve meses después del amistoso y un año después de verlo disfrutar en el terreno de juego, era enterrado en su tierra natal, Coria del Río.  Tenía tan solo 22 años.  El templo Nuestra Sra. De la Estrella se llenaba para decirle adiós a Rafael.
Bomba desde entonces con su pequeña estatura corre la banda del cielo incansablemente, como lo hacía en los terrenos de juego. 

No hay comentarios :