Social Icons

martes, 22 de junio de 2010

JUGADORES DE LEYENDA ...... CARBALLINÉS

Carballinés es el apodo futbolístico de Julio Rodríguez Pereira. Su apodo es el gentilicio de los habitantes de Carballiño. Su padre regentaba un bar de nombre Carballinés, por lo visto muy conocido en Marín.
Carballinés nació en Pontevedra el 9 de noviembre de 1936 y falleció en el mes de marzo pasado en Marín. Contaba con 72 años y murió víctima de una penosa enfermedad.
Julio se inició en las categorías inferiores del Marín C.F. En la temporada 54-55 firmó por el Portonovo SD, con el que se proclamó subcampeón de liga de las Rías Bajas. Contaba entonces con 16 años. Según hemos podido leer, el Portonovo SD no pudo ser campeón por alineación indebida del propio jugador que hoy glosamos.
Aún siendo juvenil, retornó al Marín CF. Destacó sobremanera y fue seleccionado tres veces consecutivas para jugar en la Selección Gallega de Juveniles. La desgracia se cebó con él, dado que en el tercer partido se rompió el menisco jugando contra la selección de Asturias. Fue un parón cruel a sus posibilidades de crecimiento como jugador. Debutó como jugador del Marín el 12 de febrero de 1956 en un Marín C.F. 2 - San Lourenzo F.C. 2. ¡ Que importante fue para el ascenso del Marín a 3ª división en la 56-57.
Tras tres temporadas en el Marín, pasó a formar parte de la plantilla del Pontevedra FC, que militaba en 3ª división. Ya estamos en la temporada 58-59. En el conjunto de El Pasarón permaneció dos temporadas (58-59 y 59-60), siendo pieza clave en el ascenso de 3ª a 2ª división. Disputó 59 partidos y consiguió 30 goles.
Como anécdota podemos contar que con el equipo pontevedrés jugaba un excompañero suyo del Portonovo, como fue Dezagoire. A pesar de su gran papel, no fue valorado en su justa medida y decidió cruzar toda la geografía nacional. De Galicia a Andalucía, de Pontevedra a San Fernando.
El CD San Fernando presidido por Manuel Martínez Doblas lo contrata para la temporada 60-61. El decano de la 2ª termina la temporada en el puesto 11 de la tabla. Se había el mister Riera al Cádiz y llegó el salmantino Manolo Soler. Junto a Julio Carballinés llegaron el meta Puche (del Levante), Echarri (del Almería), Pepín y León (del Algeciras), Cantón (del Racing Santander), Manolo Cardo (del Coria), Ametza (del Alavés), Luis Aragón (del Chiclana) y Granados (del Cádiz).
Julio disputó 24 partidos y fue autor de 7 goles, por detrás de los 9 goles de Cantón. El equipo azulino sólo anotó 33 goles en el campeonato.
En la Copa se cae eliminado con el Español de Barcelona en la segunda eliminatoria: 0-0 en Madariaga y 1-0 en Sarriá. Se superó la primera eliminatoria ante el Tarrasa, al que se venció por 3-0 en casa, con dos goles de Carballinés y otro de Cantón; con posterior empate a cero en tierras egarenses. 


Al terminar la temporada decidió aceptar la oferta del Ceuta, también en 2ª división. Militó sólo una campaña, la 61-62.
Finalmente retornó al equipo donde nació, al Marín CF, viviendo lo que los alemanes llaman una “ringkomposition” o “estructura de anillo”: esto quiere decir que todos al final volvemos a los orígenes. Con los marineros jugó dos añitos más: la 62-63 y la 63-64. Su último partido fue el 26 de abril de 1964 en el Anxo Carro un partido que acabó C. D. Lugo, 6 - Marín C. F., 0 y posterior descenso del Marín C. F.
Así pues, aunque no fuera un ilustre conocido por San Fernando, sí que lo era en el Marín, donde en las cinco temporadas que permaneció jugó 79 partidos (repartidos entre 3ª y Regional) y marcando 23 goles (9 en 3ª y 14 en Regional).
Decidió opositar a Banca y aprobó. Del campo de fútbol a los bancos. Paradojas de la vida: en el fútbol no sabía lo que era un banco de suplentes. Ahora bien, no se alejó del todo del mundo del fútbol pues fue directivo de los franjiazules por espacio de cinco temporadas, desde 1968 hasta 1973.
Descanse en paz, Julio.