Social Icons

domingo, 19 de agosto de 2007

JUGADORES DE LEYENDA .... ENRIQUE MONTERO


Enrique Montero Rodríguez ha sido uno de los mejores jugadores que han vestido la camiseta azulina. Llegó muy joven a la Isla, pero pronto demostró que podría llegar a ser uno de los mejores jugadores españoles en su puesto.

Nació un día de los Inocentes de 1954 en la localidad de El Puerto de Santa María. Futbolísticamente pronto comenzó a jugar en el infantil del San Marcos, equipo del fútbol base de la localidad portuense.

Tras un destacado paso por el San Marcos fue rechazado por el equipo técnico de su ciudad y firmó por los juveniles del Sevilla Club de Fútbol. Fue ascendiendo en los escalafones sevillistas hasta pasar al Sevilla Atlético y con sólo 18 años subió al primer equipo.

El Sevilla CF militaba esa temporada en Segunda División. Debutó Montero con la camiseta sevillista en el Sánchez Pizjuán en un partido contra la UD Salamanca.

Luego fue cedido (para nuestro bien) al Club Deportivo San Fernando, pues debía el obligado Servicio Militar. Su entrenador en el Sevilla CF, Roque Olsen, aparte no contaba demasiado con él, pues le exigía un modelo de fútbol que no compatibilizaba con su fútbol de arte. Dos temporadas permaneció Montero en el equipo azulino. En Tercera División con el San Fernando jugó con todo un equipazo. En el Sanfer jugaban Beni, Silva, Román, Yiyi, Ocaña, Lacalle, Lebrón, Galleguito, Lapi, etc, etc.

En su segunda temporada cañaílla realizó una temporada de escándalo. Él ponía la frialdad, las jugadas, la técnica, en suma, la calidad y Yiyi (otro que merece un apartado especial) ponía los goles.

Esta brillantísima temporada personal fue seguida desde Sevilla y el equipo blanco se decidió a reincorporarlo. Aunque le costó ganarse a la afición sevillista, progresivamente se fue ganando su cariño y su apoyo.
En su vuelta al Sevilla en la temporada 1973-1974 fue muy importante Santos Bedoya, su entrenador, que le dio la oportunidad de jugar mucho junto a ilustres como Biri Biri, Espárrago, Fleitas y otros.

Debutó el 4 de septiembre de 1976 en Primera División, concretamente en la primera jornada de la temporada contra el Elche. El partido se jugó en el Sánchez Pizjuán y acabó con empate a cero. En este Sevilla de su debut estaban los Superpaco, Paco Gallego, Scotta, Pablo Blanco, Lora, Rubio, etc. Salió en la segunda parte para jugar 33 minutos. Su entrenador en ese partido fue Luis Cid, Carriega.

Desde el día de su debut hasta su marcha, Enrique permaneció un total de 13 temporadas en el equipo de Nervión. Sus números han sido los siguientes en Primera División:

- Partidos jugados en Primera División: 247

- Goles marcados: 40 goles

Enrique Montero fue un jugador muy marcado por las lesiones. Una de las más importantes se la produjo en la pretemporada 1981-1982. Esta lesión le privó de formar parte de la Selección Española que formó parte del Mundial de España de 1982.

Fue internacional tres veces en la absoluta, todos ellos en partidos amistosos, cinco veces en la sub 21 y seis en la Olímpica. En la fase previa para la Olimpiada de Moscú fue el máximo goleador español con ocho goles.

Debutó el 15 de octubre de 1980 con la roja en la antigua Alemania Oriental. El partido acabó con empate inicial a cero.

A decir de muchos periodistas mereció jugar mucho más con la selección nacional y algunos aún recuerdan su pedazo de partido en Wembley contra Inglaterra. Ganó España por 1-2.

Tras su paso por el equipo sevillista firmó por el Cádiz, donde jugó cuatro temporadas, las que van de la 86/87 hasta 1990. Disputó con el Cádiz CF en Primera División un total de 69 partidos y marcó escasamente 3 goles. Tuvo como entrenadores a Víctor Espárrago, Senekowitz, David Vidal, Collin Adison y Ramón Blanco.

Con treinta y seis años en la temporada 90/91 decide no colgar las botas aún y retirarse en el equipo de su ciudad natal, el Racing Portuense. En el Portuense permanece dos temporadas. En 1992 cuelga las botas. Su último partido fue un acto de homenaje que le ofrecieron el Portuense y el Sevilla, en el que recibió el escudo de oro del Sevilla FC.

Su estilo era muy propio y destacaban sus recortes en escasos metros, sus precisos pases al hueco y al pie. Rebosaba técnica por todos lados. Su frase era el arte por el arte. Marcaba pocos goles, pero cuando lo hacía eran muy bellos. Sin embargo, tenía habilidad para las asistencias. Todo un espectáculo para el público deseoso de fútbol.

Dos de sus hijos, Elías y José Enrique han sido futbolistas, aunque de una manera mucho más modesta.

Yo lo vi jugar, yo lo vi con la azulina, siendo yo un crío de escasa edad, a lo mejor 6 ó 7 años, y disfruté de mis primeras emociones con el fútbol en directo en el Marqués de Varela.

OS DEJO CON UNA FOTO CON LA CAMISETA DEL SEVILLA.

UN SALUDO A TODOS. SUERTE MONTERO.

1 comentario :

Anónimo dijo...

Hola. Estoy interesado en los números de Enrique Montero con el San Fernando. Partidos y goles temporada 74-75 y partidos y goles 75-76. Sólo he obtenido que en otra parte cifra en 12 sus goles de la 75-76 mientras usted señala 5. Agradecería que me dijera las cifras completas que tiene usted. Gracias.