Social Icons

jueves, 13 de agosto de 2015

JUGADORES DE LEYENDA: SERGIO CANO


            Sergio Cano Marín, conocido en el mundo del fútbol como Sergio,  es un nombre que ha podido pasar de puntillas por la historia del club, pero consideramos oportuno darle sus honores.
            Sus apellidos no pueden llevarnos a engaño. No es familiar de otro ilustre como Natanael Cano Marín, “Canito”. ¿O quizás sí?   Hablar de él es hablar de un jugador que jugaba de todo y siempre lo hacía a las mil maravillas. Delantero centro, extremo, medio, lateral de ambas bandas.
            Nacido en 1945, Sergio surgió de la cantera del Club Deportivo. En la temporada 62-63 formaba parte de un equipazo juvenil con otros como Quinichi, el meta Lete, el central Falcón, Aragón, Alonso,  etc.  De hecho, los partidos del juvenil aglutinaban mucha presencia de aficionados. Los goles de Sergio no pasaron desapercibidos ni siquiera para el seleccionador andaluz Pepe Valera.  Estuvo en una lista de preseleccionados, junto a sus compañeros Alonso y Aragón .
Al término de su formación como juvenil, pasó al primer equipo en primera instancia. El cuerpo técnico, luego, estimó oportuno mandarlo cedido al CD Chiclanero, donde militó y jugó en la campaña 65-66. Junto  a él, Luis Periñán y otros ilustres como Carreño, Soriano, Vargas, Benítez, Sebastián,  … Sergio fue considerado por la entidad chiclanera como el mejor jugador de la temporada.
Añadir leyenda
Una temporada más tarde (66-67)  ya fue ascendido al primer equipo con todos los efectos. No solo eso, sino que se hizo con la titularidad del conjunto entrenado por el asturiano Manolo Gómez.   Jugó un mínimo de 24 partidos, marcando 4 goles.
            Su bautismo oficial llegó en la jornada primera del campeonato. Formó parte de la delantera formada por Falete – Quinichi – Sergio – Mariano – Morales.  Sus goles se hicieron esperar y no llegó el primero hasta la jornada 25. Sergio acertó ante el Riotinto y marcaba el primer gol del 2-0. Sus otros goles fueron ante el Riotinto Balompié, Jerez Industrial  en jornadas posteriores.  Y otro más en la Copa Sánchez Pizjuan.  
             En la siguiente foto podemos ver al once que se enfrentó al Atlético Onubense en esta campaña 66-67. 
Añadir leyenda
            Mucha participación y colaboración, aunque pocos goles en su primer año.  En la que viene gozará de pocos minutos a causa de las lesiones.  Apenas unos ocho partidos. Cuando consiguió ponerse a punto en su recuperación, volvió a ser un fijo en los esquemas del entrenador, en este caso Guillamón, quien confió en él como lateral derecho formando defensa con Cáceres y León.  Evidentemente su aportación goleadora se redujo a la mínima expresión. Eso sí, su aportación al equipo a la máxima. En la 68-69 Sergio disputó 19 partidos.
            Luego llegaron tres temporadas más, formando parte de la plantilla, siempre con una aportación amplia, ya fuera con Manolo Gómez, Riera o Diego Mendoza.
            Han sido seis temporadas consecutivas, no solo en 3ª división, sino también en Regional. Jugó de todo y todo lo hizo bien. Es el ejemplo típico de jugador de clase media obrera.  De los que han agradado siempre a la afición que cada quince días subían calle Colón.
            Sergio, además del fútbol, estaba empleado como electricista  en la Empresa Nacional Bazán.  La Fortuna le jugó una mala pasada y en noviembre de 1978 falleció en un terrible accidente con el choque de dos lanchas patrulleras que navegaban entre Rota y Chipiona.
            Este blog no quiere olvidar nunca a futbolistas que lo dieron todo por su club.

No hay comentarios :