Social Icons

jueves, 11 de junio de 2009

CANITO: AYER, HOY Y MAÑANA


20090611154651-1237538271.jpg

Natanael Cano Marín fue el fichaje estrella de la temporada 2006-2007. El CD San Fernando consiguió seducirlo con una buena oferta económica y se ató al club azulino por tres años, con opción a dos años más. En estas fechas su nombre está en boca de todo el mundo del fútbol isleño. Repasemos su historial futbolístico.

Canito, como popularmente es conocido, nació en San Fernando el 2 de noviembre de 1976. En la actualidad cuenta con 32 años.

Cano empezó a jugar al fútbol en la modalidad de fútbol sala cuando solo contaba con cinco años. Desde los cinco hasta los ocho años jugó en La Magdalena. A pesar de su corta edad pronto fue seguido por los ojos del Cádiz CF, entre otros equipos. Por el equipo cadista pasó por todas las categorías inferiores hasta llegar al Cádiz B en Tercera División.

En este periodo de tiempo fue seleccionado por la Selección Andaluza sub-16 para disputar el Campeonato de España de Selecciones Territoriales. Igualmente fue convocado, aunque una sola vez, por la Selección Nacional Española sub-16. Con 17 años, siendo aún juvenil, debutó con el Cádiz B en 3ª. Estos son sus primeros logros. En el curso 94-95 es ascendido al Balón de Cádiz, de Regional Preferente. Agustín Grimaldi le dirigió tras haber pasado de los juveniles. En el transcurso de esta misma temporada ya comenzó a disputar partidos con el Cádiz B con 17 años, como hemos dicho antes.

En la 95-96, año en que el CDSF militaba en 2ª B, ya es componente de pleno hecho y derecho del Cádiz B de Chico Linares, curiosamente actual técnico del mismo equipo. Allí coincide con el central internacional Juanito (aún en el Real Betis), con Julio Puig, Óscar Hortas, Moncho, Chico Segundo, Enciso, Diego Cordero y otros más que procedían como Canito del Balón.

Una temporada más tarde decide abandonar su casa de toda la vida para firmar por el Chiclana CF del grupo X de 3ª. Allí entrena y juega a las órdenes de Juan Antonio Benítez y Nicolás Sánchez. En la plantilla juegan los isleños Juanlu Collantes, Juan Rubio y José Muñoz; además de un jovencísimo Diego Reyes, el portero Maye, el punta Paquito Aragón y otros jugadores que conforman un buen grupo. Al final la temporada no acabó bien e incluso el equipo estuvo al borde del descenso.

En la temporada 97-98 ficha por el Motril, equipo granadino recién ascendido a 2ª B con presupuesto de 84 millones de pesetas. Allí permaneció dos temporadas, jugando un total de sesenta partidos y siendo autor de doce goles. Por curiosidad recordar que coincidió con Antonio Valero, ex delantero del CDSF y la pasada temporada con el Granada 74. Tuvo como técnicos en esta etapa al sudamericano Wilder Barcos, E. Montero y José Ramón Corchado. Como compañeros al portero Rojas, a Ibón Algorta, Dani Alonso, Morán, el canario Batista, etc.

Tras la etapa por la costa tropical, el Xerez Deportivo fija sus ojos en él y le ficha. Nos hallamos en la temporada 1999-2000. En la ciudad del Vino se hace un nombre destacado y recordado, pues permanece durante cinco temporadas y media. Allí le recuerdan bien. Como curiosidad deciros que el que os escribe ha trabajado en un instituto jerezano y me hablaban maravillas de Canito jugador, de su compromiso, de su entrega, de su calidad.

A lo que íbamos, el Xerez Deportivo militaba en el grupo IV de 2ª B y estaba entrenado por Nene Montero. Cuando llegó Canito al Xerez se encontró con una buena plantilla, con los González, López Ramos, Mendoza, Viqueira, Julio Pineda, Fali Montes,, Paquete Higuera, Juan Pedro, etc.

En las cinco temporadas y media ha conocido en los banquillos a Nene, Máximo Hernández, Gail, Bernd Schuster, Orúe

Como compañeros, además de los citados más arriba, ha tenido a Selu, Joselito Vega, Katxorro, Jordi Lardín, Dani Pendín, Mena, Mora, Moreno, Gerard Autet, Zárate, Calle, Francis, Del Pino y un largo etcétera.

En su haber como jugador xerecista podemos contar el ascenso a Segunda División en la temporada 2000-2001 con Máximo Hernández. En esta campaña fue titular indiscutible con 30 partidos y muchas jugadas por la banda derecha que acabaron en gol. Por otro lado, estuvo a punto de ascender con Schuster a Primera División, pero desgraciadamente todo salió mal al final. Fue la campaña del exilio, bien jugando en El Palmar de Sanlúcar, bien en Bahía Sur de San Fernando.

Un hecho negativo que tuvo que sufrir fue el error burocrático de la directiva al no diligenciar su ficha federativa en la temporada 2003-2004. Esto le tuvo toda una primera vuelta sin poder jugar. Cuando retornó en la segunda vuelta, tras habérsele dad de alta en el mercado de enero, jugó 20 partidos y anotó tres goles.

En verano de 2004 fue traspasado al Poli Ejido. Podía haber sido el santo y seña de los ejidenses comandados por Pepe Mel, pero no lo fue. En el Poli coincidió con el actual central del Almería Carlos García, Corona, Mariano Toedtli, Víctor Salas, Pedro Vega, Calado, … Al final jugó 16 partidos, que suman 594 minutos en el campo.

Con los celestes jugó esta temporada 04-05 más media vuelta de la 05-06. En el mercado invernal decide marcharse al Real Jaén. Allí compartirá vestuario con los Íñigo Ros, Sutil, Panadero (ex azulino), Manolo Herrero, Gurrutxaga, Antonio Galera, etc.

Al término de la temporada 2005-2006 ya comienza a entrenar con el CDSF de Juan Antonio. Comienza a recibir jugosas ofertas del Portuense y del CDSF, entre otros. Definitivamente ficha por el equipo de la ciudad que le vio nacer. Va a ser su primera experiencia con un equipo de fútbol de su localidad natal, tras su periplo por Cádiz, Xerez, El Ejido y Jaén. Canito siempre ha contado que vio muy buen ambiente en el vestuario y eso le hizo firmar por el CDSF. La Marea Azulina se ilusionó tremendamente con el fichaje. El mandamás Ángel Serrano también le puso sobre la mesa (¿por qué no decirlo?) una suculenta oferta económica.

Llegó en la 06-07 con Nene Montero de entrenador, junto a otros fichajes de relumbrón como Raúl Iglesias, Merino, Fernando Porto, Puli, Basti, etc. Algunos de ellos de triste recuerdo. Desde la temporada 2006-2007 hasta la fecha ha vivido toda una odisea deportiva y extradeportiva. Ha vivido las mieles de un ascenso y las hieles de un descenso y seguramente algo más que eso. Siempre se le ha visto muy comprometido con el club, tanto en el campo como fuera de él, involucrándose en labores comerciales y de marketing, en labores como “director deportivo”.

Ya sea con Nene Montero, Fali Castañeda, Antonio Iriondo o Juan Antonio, con todos ellos ha sido titular indiscutible, ya no tan pegado a la cal como solía, pero casi siempre con buen rendimiento. Le ha faltado gol, le han sobrado ganas.

Finalmente todo ha acabado como sabéis, pero esa es otra historia que hoy no viene a cuento.

¿Y mañana? Sólo los dioses del Olimpo lo pueden saber.

No hay comentarios :