Social Icons

miércoles, 21 de agosto de 2013

JUGADORES DE LEYENDA .... GONZALO BELIZÓN

GONZALO BELIZÓN  BUADA
La familia futbolística de los Cría ha sido amplia y prolífica en La Isla.  Los Cría son los Belizón Buada.  Son José María (Cría I), Manuel (apodado Yoyo), Francisco, Luis, Antonio y Maria del Carmen, hijos de don Francisco Belizón Parodi y Josefa Buada Marín.
SU HERMANO JOSÉ MARÍA "EL PRIMER CRÍA"
José María “Cría” (el iniciador de esta saga) y Paquito Belizón son los famosos, pero hubo menos conocido aunque no menos importante: Gonzalo. Hoy hablamos de él:  “El otro Cría”.
En la actualidad reside en la Ciudad Condal, disfrutando de su jubilación tras muchísimos años trabajando como funcionario de correos en la capital barcelonesa.  Gonzalo ha llevado sentimentalmente La Isla de León a Catalunya.  Lo decimos así porque los que lo conocen saben de su pasión por el mito del cante, Camarón de La Isla. De hecho su casa es un museo particular repleto de todo lo que pueda tener relación con el Camarón (fotos, libros, discos, ….).  Es un estudioso del excelso cantaor. 
Gonzalo nació en San Fernando el 10 de diciembre de 1936. Su padre era Comandante de Marina y fue destinado a Ceuta con motivo de un ascenso.  Allí creció como futbolista en los terrenos de juego de las plazas ceutíes: bien la plaza Azcárate, bien la de África. La liga que disputaban era la organizada por el párroco de la Iglesia Nuestra Señora de los Remedios, Francisco Muñoz Arenillas, gran aficionado al deporte del balón y artífice de la creación del San Javier, equipo donde en la temporada 49-50 Gonzalito (todos le recuerdan con el diminutivo) jugaba y que lucía los colores de la Real Sociedad.
A los 16 años (temporada 53-53)  fue fichado por la S.D. Ceuta, presidido por José Benoliel. Jugaba de delantero derecho o centro. Su corpulencia y rapidez, unido a su capacidad goleadora, destacaron sobremanera pronto. En la 54-55 firma por el juvenil del Atlético de Madrid.  En Madrid destina sus pasos para jugar y estudiar en el Colegio de Huérfanos de la Armada.  En el juvenil colchonero coincidió con el defensa central Chuzo, quien posteriormente jugara en el Atleti y en el CD Málaga.   Sus buenos partidos le condujeron a la Selección Castellana de juveniles y a una preselección de la Española de la misma categoría.
Un enfado monumental que pilló le llevó a decidirse por abandonar el seno del conjunto rojiblanco. El hecho de que no fuera convocado a una gira del primer equipo por diferentes países europeos fue el motivo de volver a Ceuta.  Craso error. Tenía ficha profesional con el Atlético de Madrid y ficha por la SD Ceuta (por aquel entonces en 3ª división). Por ello fue castigado por la Federación Española de Fútbol. Debía permanecer dos años sin jugar en equipo que perteneciera a la FIFA. 
FICHA DE EL FARO DE CEUTA 
Durísimo varapalo para su trayectoria.  Marruecos no pertenecía a la FIFA y es cedido al Moghreb de Tetuán el tiempo de sanción.  Cumple  el  Servicio Militar Obligatorio en Marina y durante el tiempo de “mili” juega cedido por el Atlético Ceuta (nuevo equipo resultante de la fusión del Atlético de Tetuán y la Sociedad Deportiva Ceuta) en el CF Hércules de Jadú, que en la 57-58 militaba en 3ª división, grupo XII, junto a los Paco y Manolo Anta, Totó, Boni, Echevarría, etc.  Gonzalo “Cría”  era un habitual en las alineaciones y realizó una buena temporada.
TERCERO DE PIE CON HÉRCULES DE JADÚ 
Al término de la temporada, fue cedido al Imperio de Riffien (58-59), aunque seguía vinculado al Atlético de Ceuta (que jugaba en 2ª división). El entrenador Lelé  nunca acabó de confiar en él.  Gonzalo, viendo que pasaba el tiempo y no había opción, decidió poner rumbo a Ronda, donde jugaba su hermano Paquito. Pero no para jugar, sino solo para descansar un tiempo tras haber terminado la mili y haber sufrido el desengaño de no jugar en el Atlético Ceuta.
Finalmente decide volver a su ciudad natal, a San Fernando. No solo él, también su hermano Paquito que vuelve al CDSF.  Comienza a entrenar con el conjunto isleño de 2ª división. Estamos en la temporada 59-60.  En principio solo para entrenar y recuperar la forma; luego el técnico José Luis Riera propone a la directiva azulina que se le fiche a falta de cuatro jornadas  de  terminar la temporada.  Así se hace.  Toca enfrentarse al Levante UD y él debe formar parte de la expedición. Sorprendentemente no viaja finalmente junto a sus compañeros por motivos desconocidos.  Termina la liga con un CD San Fernando noveno en la tabla. 
La directiva isleña decide cederle a equipos de la zona para seguir de cerca sus pasos.  Lo cede al Barbate CF y al Puerto Real, ambos del grupo XII de 3ª división.  Con los de la Villa se rompió la tibia, el peroné y los maleolos en el primer choque amistoso de la pretemporada en un Puerto Real- Jerez Industrial disputado en el Sancho Dávila.  Fue ingresado (que no intervenido)  por espacio de 87 días en el Hospital San Rafael de Cádiz.  Tras recuperarse, pudo intervenir en la segunda vuelta con el Puerto Real. 
Belizón da un giro de tuerca a su vida futbolística y profesional. Harto de cesiones y de lesiones, es destinado a Barcelona como funcionario de correos pero sin abandonar el deporte que  más le gustaba. En la campaña 62-63 ficha por el Gavá CF, recién ascendido a 3ª división.  Jugó allí altruistamente, solo a cambio de la compra del dormitorio de recién casados (como nos cuenta Javier Catena en un artículo de su blog).
Dos temporadas con el conjunto gavanense y decide colgar las botas. Desde entonces hasta ahora supo conjugar su trabajo en Correos con su afición al flamenco, concretamente a Camarón y posteriormente a la Niña Pastori, además del Carnaval.   Y es que ha escrito biografías de variados personajes del arte y de la política isleña (Camarón, Niña Pastori, Sara Baras, López Gil, etc). Continuos viajes a Ceuta para reencontrarse con viejos compañeros y amigos y a La  Isla, donde es un hombre muy querido y recordado por muchos aficionados.  
EN UNA DE SUS VISITAS A LA ISLA CON FERNANDO LÓPEZ GIL

No hay comentarios :