Social Icons

sábado, 16 de marzo de 2013

JUGADORES DE LEYENDA ..... CHICHA

Muchos aficionados de la generación previa a los ochenta recuerdan la figura de un delantero centro isleño, goleador, con una habilidad innata para el remate, con ambas piernas o con la cabeza. Esta última era la especialidad de la casa. En un diccionario de sinónimos encontraríamos a Chicha con la acepción de gol o remate. Todos lo comparábamos con el mítico delantero del Real Madrid y de la Selección Nacional, Carlos Santillana. En la actualidad trabaja en las instalaciones deportivas de Bahía Sur.
Su hábitat natural era el gol y podemos asegurar, sin exagerar,  que era uno de los mejores delanteros andaluces de la época. Llegó tarde al fútbol y quizás eso fuera un hándicap para su carrera. Al final de su carrera habrá vestido  tres camisetas azulinas: la del CD San Fernando, la del Linares y la del Melilla (efímero paso).

Antonio Benzo Díaz, deportivamente "Chicha" nació en San Fernando el 25 de febrero de  1946.  Diez temporadas en el club, 306 partidos, 172 goles, dos ascensos, un traspaso al Linares.
En la siguiente imagen le vemos celebrando el gol del ascenso de Regional a 3ª división en la 71-72.



Llegó al Club Deportivo procedente del Hércules de San Fernando en la temporada 69-70 y ya contaba con 23 años.   Era el Club Deportivo de los José Mari, Cantón, Antoñito, Carrasco, Rey, Paquito, Blandino, etc.  Aún así los de La Isla descendieron de 3ª división a la Regional. 
Su estancia en el CDSF se podría dividir en dos periodos:
1.      Desde la 69-70 hasta la 73-74, ambas  inclusive.
2.      Desde  la 77-78 hasta su retirada al término de la 82-83. 
Entre una y otra su etapa tres temporadas en el conjunto azulillo de Linares. Y en medio un efímero paso por la UD Melilla.
Ha participado y vivido en primera persona dos ascensos deportivos: uno  de Regional a 3ª división en la 71-72 con los Cantón, Juan Carrasco, Antoñito, Malines, Mariano Ayán, etc.; otro de 3ª división a 2ª B  en la 78-79 con ascenso directo tras quedar campeón, siendo el mister Joaquín Carreras y con jugadores de la talla del portero Miguel, Puertas, Cepillo, Rafa, Tey, Villalustre, Montoya, Blanquito, Ramírez, Paquito, etc.

            En la parte negativa dos descensos en la temporada de su retirada: de 2ª B a … Regional, tras sumarse un descenso federativo a uno deportivo.  Y el de su ya mencionada primera temporada.
Chicha completó temporadas de ensueño con los azulinos. Rara vez bajaba de los quince goles por campaña. Esta misma cifra es la que anotó en la 72-73, grupo IV de 3ª división, en 36 jornadas, comenzando con Francisco Hurtado y terminando a cargo de Abdallah Ben Barek.
            En 1974  le llegó una oferta muy buena de Linares para jugar en Linarejos. Seguía en la misma categoría y en el mismo grupo.  Tres temporadas fuera de La Isla. Al Linares se fue con traspaso de por medio. Le costó meter goles de inicio con la entidad linarense, quizás por falta de acoplamiento, pero con el paso de los meses ya aparecía su nombre en la lista de los pichichis de los diferentes grupos. Según prensa de la época, era el jugador más caro de la 3ª división. Desconocemos si era así.  En la primera  anotó 13 dianas y en la segunda 14.  No nos consta los datos de su tercera temporada. Como curiosidad decir que el pichichi de la 76-77 fue el utrerano Yiyi, del CD San Fernando, con 26 goles en su haber. Otro hecho anecdótico es el hecho de que no tuvo piedad cuando tuvo que enfrentarse al equipo de su ciudad natal. Una victoria en Linares por 2-0 ante el CDSF tuvo como artillero a Chicha por partida doble. Y para más INRI decir que salió en el minuto 65.
En el Linares tuvo compañeros como Pozo, Cubiche, Antoñete, Del Castillo, Pedraza  o Torres y estuvo entrenado por Enrique Alés.
            Tras su vuelta en el periodo estival de 1977 lo hizo con renovadas ilusiones. Y de qué manera. Ya  con 30 años destacó sobremanera durante toda la temporada. Durante cierto periodo de tiempo fue el máximo goleador de las categorías nacionales, sumando liga y copa. Dos goles en la Copa del Rey que eliminaron al Osasuna y que le dio la victoria en el partido de ida al conjunto azulino ante el Valencia de Mario Alberto Kempes.
            Minuto 27, gol de Chicha, Madariaga a reventar, CD San Fernando 1 – Valencia CF 0, colegiado Tomeo Palanqués, Eloy – Diarte – Kempes vs. Blanquito – Chicha – Ravira.

            En la 79-80 con el equipo en 2ª B, con Martín Vences en el banquillo, se confeccionó un once de muchos quilates:  Romero; Puertas, Rafa, Silva, Tey; Moreno, Juan Antonio, Cortabitarte; y la  delantera Blanquito, Chicha y Paquito. Esta fue la primera alineación en 2ª B ante la A.D. Ceuta con victoria por 2-0 con goles de Chicha y Montoya.  Al término de la temporada se consiguió un preciado octavo puesto en la tabla.  Chicha, nuestro protagonista, fue el máximo goleador del grupo con 16 goles en 29 encuentros, por delante de Torres (Real Jaén) y Sancho ( Vall d’Uxó). Así pues, el rubio goleador  tuvo el privilegio de ser el primer goleador del conjunto isleño en la categoría de bronce.
            En el verano de 1980 protagonizó junto a Zurdo una preciosa noche de verano en El Cuvillo. Dos penaltis que anotó ( 4’  y 61’) y una asistencia a Zurdo (33’) dieron a los azulinos el Catavino. Victoria espectacular ante el Xerez.
            La vida futbolística de Chicha ligada al equipo de Madariaga está repleta de anécdotas. Ya que hemos recordado quién marcó el primer gol azulino en 2ª B, también podríamos decir que Chicha marcó el primer gol de la I edición del Trofeo de la Sal.
             En el minuto 5 primer gol del trofeo: centro de Sáez y remate de Chicha al fondo de las mallas del guardameta de la Olimpia Ljubljana.
            Continuando con el periplo de Antonio por la 2ª B llegamos a la 80-81, donde primero Martín Vences y luego Moncho consiguieron el milagro de la salvación tras quedar un puesto por encima del descenso, esto es, a dos puntos del Mérida Industrial que marcaba la línea del descenso. Chicha marcó solo siete goles en 28 encuentros. Le superaron los diez goles de Blanquito.
Más tranquilidad se pasó con el puesto duodécimo de la siguiente temporada (81-82). Se ganaron 14 partidos de 38 disputados. En el apartado goleador Chicha y Adolfo (aquel genial extremo  cedido por el Real Betis) materializaron 9 goles. El isleño en 23 partidos; el sevillano en 32.  Adolfo igualó a Chicha con su hat-trick en la última jornada, concretamente frente al Tarrasa.
Última temporada en activo de nuestro homenajeado delantero, la 82-83. Adolfo  Bolea de entrenador, Chicha jugó muy poco ya con 36 años. Tuvo que pelear minutos con Peña y  con Garrido. La mala fortuna se cebó con él, pues le castigó con un descenso que coincidía con su abandono de la actividad futbolística. El penúltimo puesto en la tabla lo condenó en el terreno deportivo. Las deudas arrastradas, el no pagar le condenó a visitar un añito en el infierno de la Regional.
A su retirada se le hace un homenaje muy especial en el Viejo Madariaga con una selección de jugadores andaluces enfrentados al CDSF.
En suma, la leyenda de Chicha continúa vigente en la memoria histórica del aficionado que peine canas o ni siquiera eso.
CHICHA EN LA ACTUALIDAD

sábado, 2 de marzo de 2013

EL JUVENIL CDSF TEMPORADA 81-82


El juvenil del CD San Fernando de la temporada 81-82 contaba con una plantilla de jóvenes talentos, de los cuales muchos de ellos debutaron con el primer equipo azulino. Todos ellos estaban bajo las órdenes del tándem Manolo Castro – Mariano. 
Este juvenil quedó campeón de grupo y en la fase de ascenso le tocó en suerte a la Balompédica Linense. Se les venció en el Marqués de Varela por 2-0 y en un partido que el propio jugador Pedrito lo califica de “muy raro”, se perdió por 3-0.
Esta foto cuenta con los siguientes jugadores: Arriba (de izquierda a derecha) Prius, José Mari Guillén, Ramón Bugatto, Miguel Otero, Juan Carlos y Antonio León. Abajo (mismo orden): Fali, Paquito, Pedrito, Orlando y Catano. Otros juveniles que formaban parte de la plantilla eran Agustín, Enrique, Carrión, Faba, Márquez, Betanzos, Ramón, Bustamante, Calvo, Patricio y Brea. 
De ellos Prius es hermano mayor de otro gran futbolista isleño como fue Piti. Paquito “Pajarito” es hermano de Juanito Moreno, “otro Pajarito”, primero extremo diestro y luego lateral. Debutaron con el primer equipo Ramón Bugatto, Pedrito Moreno, Antonio León, Paquito, Orlando y Catano. Seis de los once. Nota triste de este once inicial es la de José Mari Guillén que murió hace ya algunos años. Destacaba por su tremenda fortaleza física y su pegada al balón. En este equipo se combinaba ambas virtudes, fuerza y técnica. Técnica de Pedrito, Bugatto, Orlando por ejemplo; fuerza la de Catano, Miguel Otero o el tristemente desaparecido José Mari.